Cada año, 46 millones de objetos interestelares como Oumuamua podrían pasar por el Sistema Solar

Impresión artística del asteroide interestelar. /ESO

Oumuamua fue el primer objeto interestelar conocido que pasa a través de nuestro Sistema Solar, a finales del año pasado. El cuerpo, que tiene una extraña forma de cigarro, proviene de otro sistema solar, lo que provocó la especulación de que podría ser una nave espacial extraterrestre.  

Los telescopios de todo el mundo enseguida pusieron el ojo en el visitante misterioso en un esfuerzo por aprender tanto como sea posible antes de que volviera a salir del Sistema Solar. Pero también el oído. Investigadores del nodo de la Universidad Curtin del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía (ICRAR), estudiaron las transmisiones de radio provenientes del objeto entre las frecuencias de 72 y 102MHz, similar al rango de frecuencia en que se transmite la radio FM, captadas con el telescopio Murchison Widefield Array (MWA), ubicado en una de las zonas más silenciosas de la Tierra, en el oeste de Australia, lejos de la actividad humana y la interferencia de radio causada por la tecnología, y compuesto de miles de antenas conectadas a cientos de azulejos que salpican el paisaje, observando implacablemente los cielos día y noche. Sus resultados se publican en The Astrophysical Journal.

De este modo, los científicos han determinado que Oumuamua es probablemente un fragmento cometario que ha perdido gran parte de su agua superficial debido a que fue bombardeado por rayos cósmicos en su largo viaje a través del espacio interestelar. También han sugerido que podría haber más de 46 millones de objetos interestelares similares cruzando el Sistema Solar cada año.

Oumuamua, que significa algo así como un mensajero lejano que llega primero en hawaiano, es el nombre con el que bautixó a este cuerpo la Unión Astronómica Internacional (IAU). También se aprobó una designación científica oficial: 1I / 2017 U1, siendo esteste es el primer nombre de su tipo. En esta nueva nomenclatura, la I significa interestelar. Anteriormente, objetos parecidos han recibido designaciones estándar de cometas o asteroides, que, en lugar de una I, tienen una C o una A, respectivamente.

 

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.