El ADN del camote cuestiona el contacto temprano entre América y la Polinesia

Camote. /Flickr

La llegada de Cristóbal Colón a América en 1492 marca el comienzo de la gran era de la exploración del Nuevo Mundo. Sin embargo, los contactos entre Estados Unidos y el resto del mundo antes del viaje de Colón están envueltos en el misterio y continúan siendo un tema de disputa entre los estudiosos, ya que la evidencia de estos contactos es tenue e inconclusa. Según los relatos de los viajeros, los primeros exploradores europeos en llegar a Polinesia descubrieron que el camote o batata (en España, boniato), una planta de origen americano, estaba muy extendida en la región.

La presencia temprana de camote en Polinesia se ha interpretado ampliamente como una fuerte evidencia de contactos entre polinesios y estadounidenses en la era precolombina, mientras que la posibilidad de que la también llamada batata cruzara el océano por dispersión natural ha recibido poca atención. Ahora, un equipo internacional de científicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido), con contribuciones de Centro Internacional de la Papa (Lima, Perú), las universidades de Oregon y Duke (EE.UU.), asegura que este tubérculo apareció como especie diferenciada antes de que hubiera algún humano alrededor para comérsela, hace unos 800.000 años.

Su investigación, publicada en Current Biology, es el primer estudio completo sobre la evolución y el origen del camote, que hoy en día es uno de los cultivos más consumidos en el mundo y una importante fuente de precursores de vitamina A. Los hallazgos también sugieren que el camote cruzó el océano desde América a la Polinesia sin la ayuda de las personas, por lo que plantea dudas sobre la existencia de contactos precolombinos entre Polinesia y el continente americano.

Campo de camote en San Ramón, Perú. /Universidad de Oxford

En su estudio, los investigadores analizaron el ADN de 199 especímenes que representan el camote y todos sus parientes silvestres de cultivos. Los datos sugieren fuertemente que el camote surgió después de un evento de duplicación del genoma y que ninguna otra especie existente estuvo involucrada en el origen del boniato. Su pariente salvaje más cercano es Ipomoea trifida. 

Los hallazgos son una buena noticia para el futuro del camote, aseguran sus autores, ya que la pérdida de la diversidad genética en los cultivos es una gran amenaza para la seguridad alimentaria. Una forma de mejorar o reforzar las propiedades deseables en los cultivos alimentarios es cruzarlos con sus parientes silvestres más cercanos. Pero la nueva visión sobre la historia del camote también tiene implicaciones importantes para comprender la historia humana. "Nuestros resultados desafían no solo la hipótesis de que los búfalos fueron llevados a la Polinesia por humanos, sino también la antigua existencia argumentada de contactos antiguos entre estadounidenses y polinesios", explica Pablo Muñoz-Rodríguez, uno de los autores, que añade: "Estos contactos se consideraron verdaderos en base a la evidencia de pollos, humanos y camotes. La evidencia de pollos y humanos ahora se considera cuestionable, y el camote era hasta ahora la evidencia biológica restante de estos presuntos contactos. Por lo tanto, nuestros resultados refutan la teoría dominante y pone en tela de juicio la existencia de contactos preeuropeos en todo el Pacífico". 

Una investigación publicada en PNAS en julio de 2017 desenterró en Utah (EE.UU.) los que podrían ser los gránulos de papa prehistóricos más antiguos que se han encontrado nunca, fechados hace 10.900 años. Según los científicos, esta papa podría ser una fuente de alimento potencial para el futuro.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.