Arqueólogos peruanos descubren más de 50 nuevas líneas de Nazca

Imágenes antropomorfas y no solo lineales como las anteriormente conocidas.

Luis Jaime Castillo / Proyecto Paracas

Las famosas líneas de Nazca siguen sorprendiendo a la comunidad científica. Un equipo de arqueólogos peruanos ha descubierto más de 50 nuevos ejemplares con la ayuda de drones, los cuales también han servido para estudiar los geoglifos ya conocidos y revelar detalles nunca antes vistos.

El estudio, encontró que algunas de las líneas pertenecen a la cultura Nazca, que dominó el área desde el 200 hasta el 700 EC. Sin embargo, los arqueólogos sospechan que las culturas anteriores de Paracas y Topará también tallaron muchas de las imágenes recién descubiertas entre 500 aEC y 200 EC.

A diferencia de las ya conocidas líneas de Nazca, la mayoría de las cuales solo son visibles desde arriba, los antiguos glifos de Paracas fueron colocados en las laderas, haciéndolos visibles para los pueblos de abajo. Las dos culturas también persiguieron diferentes temas artísticos: mientras que los Nazca a menudo dibujaban polígonos, los antiguos Paracas representaban humanos.


Luis Jaime Castillo / Proyecto Palpa Nasca

"La mayoría de estas figuras son guerreros", dijo a NatGeo el arqueólogo peruano Luis Jaime Castillo Butters, co-descubridor de los nuevos glifos. "Estos podían ser vistos desde cierta distancia, por lo que la gente los había visto, pero con el tiempo, fueron borrados por completo".

Las nuevas figuras añaden datos cruciales sobre la cultura Paracas, así como la misteriosa cultura Topará, que marcó la transición entre los Paracas y los Nazca. Siglos antes de que se hicieran las famosas líneas de Nazca, la gente en la región ya estaba experimentando con la fabricación de geoglifos. "Esto significa que es una tradición de más de mil años que precede a los famosos geoglifos de la cultura Nazca, lo que abre la puerta a nuevas hipótesis sobre su función y significado", dice el arqueólogo del Ministerio de Cultura, Johny Isla, jefe restaurador y protector de las líneas.


El Colibrí es uno de los geoglifos más famosos de las Líneas de Nazca
Wikimedia Commons

Irónico descubrimiento

De acuerdo a NatGeo, el descubrimiento se dio por casualidad cuando los arqueólogos utilizaban drones para evaluar el daño que habían causado saqueadores. Un factor que ayudró fue la atención que obtuvieron las lineas luego de que la organización fundamentalista ambientalista Green Peace organizara una protesta a solo unos metros del famoso colibrí en el año 2014. Debido a eso, tanto NatGeo como la "arqueóloga espacial" Sarah Parcak, quien fundó la iniciativa GlobalXplorerinitiative, que capacita a científicos ciudadanos para analizar imágenes satelitales de sitios arqueológicos.

"Cuando pensábamos en los países a los que iríamos ... tenía que ser un país que todos en el mundo supieran que era importante, donde el Ministerio de Cultura estaría abierto a nuevas tecnologías, y donde la mayoría de los sitios estarían fuera a la vista y bastante fácil de detectar ", dice Parcak, arqueólogo de la Universidad de Alabama en Birmingham. "Perú definitivamente se ajusta a los requerimientps", añadió.


Imagen zoomorfa recientemente restaurada. 
Luis Jaime Castillo

Durante el trabajo de observación de más de 100.000 sitios arqueológicos estimados en Perú, Castillo encontró docenas de geoglifos antiguos, tallados en el desierto previamente desconocidos y con líneas de solo centímetros de ancho. "La resolución [de la cámara de drones] es increíblemente alta", dice Castillo. 

Ahora que los investigadores han documentado las nuevas líneas, están ansiosos por protegerlas. Los nuevos geoglifos están dentro del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO que abarca las líneas de Nasca y Palpa, y según Isla, no están bajo amenaza inmediata. Pero, las líneas recién descubiertas aún no se han registrado en el Ministerio de Cultura del Perú. 

Es importante que el patrimonio cultural del país andino sea protegido. Como ya se ha visto en el caso de Green Peace, no todas las personas respetan los sitios arqueológicos. Hace poco, un conductor dañó irreparablemente una de las figuras al pasar su camión sobre ella.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.