Canadá quiere ser el primer país en tener taxis aéreos

Aerotaxi por dentro
Bell Helicopter

El gobierno de Canadá apoyó una serie de proyectos del consorcio Bell Helicopter Textron Canada, la división canadiense de la compañía estadounidense Bell Helicopter, que proponen el desarrollo de versiones tripuladas y no tripuladas de helicópteros y taxis aéreos para la ciudad. Según informa Vertical, las autoridades canadienses invirtieron US$ 49.5 millones en proyectos. Este es uno de los pocos proyectos en el mundo que ha recibido el apoyo oficial de autoridades.

Se cree que el taxi aéreo no tripulado resolverá parcialmente el problema de la congestión del tráfico, reduciendo la carga en la red de transporte terrestre. Por este motivo, varias compañías están desarrollando estos aparatos en todo el mundo, algunos de los cuales ya se están sometiendo a pruebas de vuelo.

El gobierno canadiense dijo que la inversión en el proyecto acelerará el desarrollo de tecnologías que se pueden usar en helicópteros de nueva generación y aviones totalmente autónomos de diferentes clases. No solo Bell Helicopter Textron Canada participará en el desarrollo de nuevas tecnologías, sino también otras 18 empresas científicas e industriales de Canadá. El volumen de inversiones de la empresa estadounidense y su unidad canadiense en el proyecto será de US$ 125 millones. Otros detalles del proyecto aún no han sido revelados.

A finales de 2017, la compañía estadounidense Bell Helicopter desarrolló y probó el vehículo aéreo no tripulado Hydra, fabricado según el diseño "tailsitter". El dispositivo, con una apariencia ligeramente similar a la rueda, pasó las pruebas de vuelo en el polígono de la base militar Fort Worth, en Texas. Las pruebas del aparato fueron reconocidas como exitosas.

Durante las pruebas, el dron despegó verticalmente, se inclinó y empezó el vuelo horizontal, y luego regresó al punto de despegue y aterrizó verticalmente. Las pruebas se realizaron en clima ventoso. El propósito era verificar la estabilidad del aparato a las ráfagas de viento.

Además de Bell Helicopter, la compañía estadounidense Kitty Hawk obtuvo el apoyo oficial de autoridades. El proyecto de su taxi aéreo no tripulado Cora fue apoyado por el gobierno de Nueva Zelanda. Las pruebas de vuelo de este aparato comenzaron en marzo de este año. 

 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, tecnología que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.