Un negacionista del cambio climático es el nuevo director de la NASA

Jim Bridenstine durante su confirmación en el cargo. /NASA

El pasado jueves 19 de abril se votaba en el Senado de los Estados Unidos el que sería el próximo director de la agencia espacial NASA, despues de más de un año sin dirigente, desde que el 20 de enero de 2017, coincidiendo con el relevo de presidente en la Casa Blanca, el ex astronauta Charles Bolden dimitiera como máximo responsable. El nuevo elegido, con un marcador de 50-49 (47 demócratas y dos independientes), fue el representante de Oklahoma, James Bridenstine, piloto de la Reserva de la Armada. Sus tres predecesores habían sido todos aprobados por unanimidad.

Pero la polémica del 13º administrador de la agencia no viene solo por la falta de consenso en la cámara de senadores, sino por su perfil: se trata de un negacionista del cambio climático con una clara postura política, al frente de una institución como la NASA, que hasta ahora se mantenía relativamente alejada del partidismo. Sus ideas han causado el rechazo de la oposición, y no por una cuestión estética, aunque mantenga un ojo fijo al espacio, el importante programa de observación terrestre de la agencia tiene como una de sus líneas principales la investigación del calentamiento global.

También ha sido muy criticada su limitada experiencia como gestor.  La organización independiente Project on Government Oversight ha cuestionado su gestión al frente del Planetario y del Museo del Espacio y del Aire Tulsa, que dirigió entre 2008 y 2010.

La votación del miércoles terminó en un empate 49-49, pero la votación del jueves incluyó un voto NO de último minuto de la demócrata de Illinois Tammy Duckworth. "Tengo muchas ganas de trabajar con el destacado equipo de la NASA para lograr la visión del presidente para el liderazgo estadounidense en el espacio", dijo Bridenstine en un comunicado de la NASA después de la votación. 

La NASA está a un par de años de lanzar un nuevo cohete gigante y una cápsula para la tripulación para reemplazar la flota de transbordadores que retiró en 2011. Por otro lado, también ha enviado ya varias misiones al planeta rojo y hasta la fecha ninguna ha encontrado señales claras de la existencia de vida. Sí, se ha encontrado altos niveles de metano en verano, además de ciertas estructuras que recuerdan a los fósiles del periodo ordovícico en la Tierra. Pero, hasta la fecha, nada concluyente.

Sin embargo, de llegar a encontrar una prueba definitiva que no estamos solos en el universo, ¿qué protocolos existen para confirmar un resultado positivo? "Mi presunción es que el hallazgo y el anuncio subirían por nuestra cadena de mando, más que probablemente llegarían hasta el Presidente", comenta Michael Meyer, científico del programa Mars Science Laboratory y científico principal del Mars Exploration Program de la agencia espacial en Washington, D.C.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.