Un caballo enterrado en Egipto evidencia el vínculo entre humanos y animales hace más de 3.000 años

Entierro de caballos en Tombos. /Universidad de Purdue

Un antiguo entierro de caballos en Tombos a lo largo del valle del río Nilo muestra que un miembro de la familia de los caballos hace miles de años era más importante para la cultura de lo que se pensaba, lo que proporciona una ventana a las relaciones humano-animales hace más de 3.000 años. El caballo, cuya tumba fue descubierta en 2011, está fechado en el Tercer Período Intermedio, 1050-728 a. C., y se encontró a más de 1,5 metros bajo tierra. Con un poco de piel de color castaño restante, había sido sepultado en una posición funeraria con un sudario.

"El entierro del caballo fue claramente intencional, lo que resulta superfascinante. Los restos de tela en los cascos indican la presencia de un sudario. Los cambios en los huesos y las piezas de hierro de una brida sugieren que el caballo pudo haber tirado de un carro. No habíamos encontrado algo como esto en nuestras excavaciones previas en Tombos. Los restos de animales son muy raros en el sitio", señala la bioarquóloga Michele Buzon, autora principal de la investigación, cuyos resultados se publican en Antiquity, y profesora de antropología en la Universidad de California, Santa Bárbara (EE.UU.).

Buzon utiliza evidencia cultural y de salud de más de 3.000 años de antigüedad para comprender las vidas de los nubios y los egipcios durante el Imperio del Imperio Nuevo. Esto es cuando los egipcios colonizaron el área en aproximadamente 1500 a. C. para obtener acceso a las rutas comerciales en el río Nilo. Con los años, cientos de artefactos, incluyendo cerámica, herramientas, esculturas y platos fueron desenterrados en este sitio de entierro para unas 200 personas.

Los expertos aseguran que el caballo fue tratado bien en vida, ya que vivió hasta una edad madura. Según se entiende del hallazgo, fue importante para la gente de los antiguos Tombos porque fue enterrado, un rito que generalmente está reservado para los humanos. Además, el hecho de que una de las primeras piezas de hierro de África se encontró asociada al caballo pone el foco en lo especial que este animal era. Y por último, afirman, que esté enterrado en Tombos indica que esta ciudad puede haber cumplido una función importante en el período napolitano poscolonial.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.