China asegura disponer de base tecnológica suficiente para llevar astronautas a la Luna

Modelo de Tiangong 2. /Wikipedia

En una conferencia espacial celebrada en la ciudad de Harbin, en China, Zhou Jianping, diseñador jefe del programa espacial tripulado del país asiático ha asegurado tener la base tecnológica necesaria para un aterrizaje lunar tripulado.

Después de la construcción de la estación espacial china, para la que el desarrollo de las cápsulas ya ha comenzado y se espera que se complete alrededor de 2022, Zhou afirma que no se detendrá la exploración humana del universo en la órbita baja de la Tierra, según informa Xinhua. "Hemos tenido discusiones en profundidad con muchos expertos sobre la exploración lunar tripulada, y realizamos investigaciones sobre tecnologías clave en los últimos años".

La estación Tiangong-2 (Palacio celestial en Chino) , de 66 toneladas, está diseñada para durar al menos 10 años, una edad que podría prolongarse a través del mantenimiento en órbita. Consistirá en la cápsula central Tianhe y las cápsulas de laboratorio Wentian y Mengtian. La estación podría ampliarse a 180 toneladas si es necesario para la investigación científica., y podría acomodar de tres a seis astronautas. Su objetivo principal sería la investigación científica de vanguardia, que incluye medicina espacial, ciencias de la vida espacial y biotecnología, ciencias de los materiales, física básica de microgravedad, astronomía y astrofísica.

Para ello, permanecerá en órbita a una altitud de aproximadamente 393 kilómetros. Otra cápsula que recorrerá la misma órbita será la que contenga un gran telescopio óptico con un campo de visión 200 veces más grande que el del telescopio espacial Hubble. Si bien es más pequeña que la Estación Espacial Internacional (ISS), el suministro de materiales y construcción de la estación espacial de China estaría cerca del de la ISS, ha indicado Zhou, y sus tecnologías en sistemas de información, energía y dinámicos serán más avanzados.

La estación Tiangong-1 fue lanzada el 29 de septiembre de 2011 por la agencia espacial china. Colocada en órbita baja, esta nave espacial fue utilizada por varias tripulaciones de taikonautas como un laboratorio espacial, pero con el tiempo fue perdiendo altura y tenía previsto hacer su reingreso a Tierra el 1 de Abril, aunque finalmente entró en la atmosfera a las 7:15 pm (UTC+5) del 2 de abril a la altura del Oceano Pacífico.

Beatriz de Vera
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.