El fósil de Ichthyornis, una especie del Cretáceo, muestra el momento exacto en el que las aves desarrollaron pico

Ishthyornis dispar
Michael Hanson

Paleontólogos han estudiado varios cráneos de Ichthyornis, un ave que vivió en el Cretácico. Una detallada reconstrucción tridimensional mostró que el ave tenía un cerebro con un tamaño comparable al de las aves modernas, así como dientes de sus antepasados ​​los dinosaurios. Los resultados del estudio se publican en Nature.

En las aves modernas la estructura del cráneo depende de los hábitos alimentarios y el estilo de vida, pero todos ellos tienen características que los distinguen de los cráneos de los dinosaurios.

Ichthyornis dispar es un pájaro del cretáceo superior, que vivió hace unos 100-66 millones de años en América del Norte. Se encuentra en una posición filogenética intermedia, cerca de la moderna, pero conserva muchas características ancestrales. Sus primeros restos fueron descubiertos en 1870, pero los cráneos de los primeros ejemplares estaban muy deshechos. En 2014, los científicos de EEUU y Reino Unido lograron encontrar un cráneo en muy buen estado de conservación, casi completo.

Bhart-Anjan Bhullar, de la Universidad de Yale y sus colegas estudiaron cuatro cráneos del ave no descritos previamente. Los autores reconstruyeron la cabeza del ave con la ayuda de escaneo tridimensional de alta resolución, y describieron y analizaron todos los elementos del hueso.

Cladograma (izquierda) muestra la posición filogenética de Ishthyornys dispar. Comparación de las estructuras del pico de pájaro.  La presunta silueta de la punta queranitizada está dibujada en gris.

Nature

El estudio mostró que el ave tenía la estructura del pico en transición. Al igual que las aves modernas, su pico tenía un perfil cóncavo, el hueso premaxilar era agudo. El paladar era estrecho y alargado. Esta es una importante adquisición evolutiva de las aves, lo que aumentó el poder de captura con el pico, y pudo haber permitido al Ichthyornis limpiar y manipular objetos con el pico. La cavidad intracraneal y el cerebro se agrandaron y tenían una estructura similar a las aves modernas.
Asimismo, los autores descubrieron características precraneales de la estructura del cráneo. El hueso de la mandíbula superior tenía un aspecto primitivo: fuerte, largo y en ella estaba ubicada una fila de dientes, como en el hueso mandibular inferior. La apertura neuromuscular en la parte anterior del hueso maxilar indica que solo la punta del pico estaba queranitizado, y no todo el pico, como en las aves modernas.

Los autores concluyen que Ichthyornis demuestra el punto de transición en la evolución de las aves.

En marzo, un trabajo llevado a cabo por investigadores del Centro Wellcome para Genética Humana y la Universidad de Oxford (Reino Unido), así como de la Universidad y la Escuela de Ciencias Veterinarias de Sydney (Australia), establecieron la historia familiar y parentesco del ortinorrinco al mayor nivel de detalle conseguido hasta ahora.

María Cervantes

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.