Las plantas usan el suelo para comunicar el estrés de sus compañeras

Pixabay

Aunque tienen la apariencia de ser seres aburridos y simples, las plantas son criaturas muy activas y complejas. Tan complejas que, de acuerdo a una investigación publicada en PLOS ONE, tienen la capacidad de compartir información importante sobre las condiciones de la comunidad.

La comunicación entre plantas no es un descubrimiento nuevo, pero la cantidad de información detallada y la forma en que se comunica es un terreno nuevo. Utilizando semillas de maíz, los científicos de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas en Suecia, probaron si la comunicación aérea entre plantas se transmitía a otras plantas por medios subterráneos y, si había comunicación. La respuesta fue que las plantas ajustan su crecimiento en función de las señales de estrés transmitidas desde otras plantas.

Para determinar cómo se comunicaron las plantas y en qué medida, los científicos cultivaron varias plántulas de Zea mays L. Y luego suavemente cepillaron las hojas de maíz con un pincel de maquillaje para imitar el efecto del toque de otra planta. Las plantas no fueron dañadas en el transcurso del experimento. Además, también dejaron algunas plantas sin tocar con el pincel.

Las plantas tocadas continuaron creciendo en una solución hidropónica que permitió a los científicos capturar cualquier señal química que liberaran. Esa solución de crecimiento se usó para ayudar a los científicos a realizar algunos experimentos por separado.


El toque en la parte superior de la planta puede trasmitirse a través del suelo y las raíces
Ninkovic et al, PLOS ONE

Dos experimentos

El primero involucró plantar nuevas semillas en la solución debajo de las plantas tocadas. Las nuevas semillas respondieron a los químicos creciendo con más hojas y menos raíces. Paralelamente, cuando se colocaron nuevas semillas en las soluciones de plantas intactas, crecieron hojas y raíces a un ritmo más igual.

En el segundo experimento, las plantas se colocaron en un contenedor en forma de Y. Una planta intacta fue colocada en la intersección de las ramas. Una rama tenía la solución de la planta tocada, mientras que la otra tenía una solución de crecimiento fresca. En esta prueba de "elección de raíz", las raíces de la planta intacta se dirigían a la rama que contenía la nueva solución de crecimiento, incluso si sus raíces ya estaban creciendo en la dirección de la rama que contenía la solución de la planta tocada.


Las raíces de la planta tienden a escoger el lado que fue expuesta a la planta estimulada
Ninkovic et al, PLOS ONE

La prueba final consistió simplemente en estudiar cómo se comportaron las plantas intactas cuando crecieron junto a las plantas que habían sido tocadas previamente. Estas plantas simplemente crecerían más grandes juntas.

"Nuestros resultados muestran que la comunicación aérea entre plantas mediante un toque breve puede provocar respuestas en plantas cercanas sin tocar a través de la comunicación subterránea", escribió Velemir Ninkovic, líder del proyecto. "Esto indica que las respuestas a las plantas vecinas pueden verse significativamente afectadas por las condiciones físicas (en este caso, la mecanoestimulación) a las que están expuestos estos vecinos. Por lo tanto, sugiere que la comunicación subterránea planta-planta se modifique por medio de la estimulación superficial mecánica".

Según los experimentos, parece claro que las plantas se comunican incluso sobre algo tan inocuo como el tacto de otra planta. En el mundo de las plantas, eso es un gran problema porque les ayuda a evitar competir por el espacio y los recursos, y eso es importante sin importar en qué vecindario vivan.

Aunque llevamos mucho tiempo estudiándolas, aun no logramos entender bien a las plantas. Por ejemplo, recientemente descubrimos que existieron en el planeta al menos unos 100 millones antes de lo que se creía y que tienen un complejo sistema de defensa.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

 

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.