Casi 800 años después, conocemos la enfermedad que pudo causar la muerte de Saladino

YouTube

Una de las figuras más importantes dentro del islam es el sultán de origen kurdo, Saladino (Salah ad-Din Yusuf ibn Ayyub), quien en 1193 falleció a la edad de 56 años luego de haber sufrido una misteriosa enfermedad de dos semanas.

Ahora, luego de más de 800 años, los científicos aseguran haber diagnosticado la enfermedad que se llevó a Saladino: fiebre tifoidea. Los resultados del estudio fueron expuestos en la 25ª Conferencia anual de Histología Clínica de Patología, celebrada por la Universidad de Maryland.

Saladino fue el sultán de Siria y Egipto, y es más conocido por haber luchado contra los cruzados. Recuperó la mayor parte de Palestina de los caballeros cristianos y capturó al rey de Jerusalén. Además de perdonarle la vida a los residentes garantizó la inmunidad a los peregrinos cristianos. A pesar de la hostilidad constante, los europeos respetaron a Saladino por su valor y su magnanimidad con el enemigo.

El sultán murió después del final de la tercera cruzada (1189-1192), durante la cual los monarcas europeos trataron sin éxito de recuperar Jerusalén. A finales de febrero de 1193, Saladino comenzó a quejarse de pérdida de apetito, debilidad, fatiga e indigestión. Aunque el clima era frío, el sultán se detuvo para ponerse una bata caliente, y por la noche tuvo fiebre, aunque al día siguiente se fortaleció. Durante algún tiempo, la fiebre fue suprimida por medios desconocidos. 

Pasados unos días el sultán se sintió mejor y comenzó a comunicarse con los demás. Pero pronto la enfermedad comenzó a progresar, y comenzó a tener fuertes dolores de cabeza. Para el cuarto día de enfermedad, Saladino estaba "mucho peor, y el líquido de su cuerpo comenzó a disminuir". 

Luego se puso aún peor: no comió nada y se le dio sólo agua tibia. A las pocas horas el gran líder musulmán comenzó a delirar y gradualmente se debilitó tanto que no pudo tomar un pedazo de papel que le habían traído. En el decimocuarto día de la enfermedad (4 de marzo de 1193), falleció.

El profesor de medicina en la Universidad de Pensilvania Stephen Gluckman y el Dr. Thomas Asbridge de la Universidad de Londres (especialista en la historia de las cruzadas), estudiaron la enfermedad de Saladino y sugieren que murió de fiebre tifoidea. Esta enfermedad se caracteriza por fiebre y dolor de cabeza, síntomas que se observaron en el sultán. La infección causada por la bacteria Salmonella enterica se transmite a través del agua y los alimentos contaminados y era bastante común en el sur de Europa y el Medio Oriente tanto en la antigüedad como en la Edad Media.

La histórica conferencia clínico-patológica fue fundada en 1995 por Philip Mackowiak, historiador de medicina de la Universidad de Maryland. Cada año, examina y elabora un diagnóstico presuntivo sobre una persona histórica. Ya ha habido conferencias dedicadas a las enfermedades de personalidades conocidas (por ejemplo, Darwin y Lenin) y para personas comunes con enfermedades poco comunes. Por ejemplo, en 2016, los participantes de la conferencia discutieron el diagnóstico de la heroína de la pintura "Christine's World" del artista estadounidense Andrew Wyeth.

 

Ekaterina Rusakova

Traducido por Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.