Los árboles más grandes se adueñan de la mitad de la biomasa de los bosques

James Lutz/Utah State University

Un equipo internacional de biólogos realizó un estudio a gran escala de grandes bosques en la Tierra y determinó cómo la biomasa viva del bosque se distribuye entre árboles de diferentes tamaños y especies. Los resultados mostraron que exactamente la mitad de la biomasa se encuentra en el 1% de los árboles más grandes, la mayoría de los cuales tienen más de 60 centímetros de diámetro, según informan los científicos en Global Ecology and Biogeography.

La biomasa viva de los bosques es un gran almacén de carbono que en determinadas condiciones, puede estar en la atmósfera en forma de dióxido de carbono. Sin embargo, a pesar de la gran cantidad de estudios sobre la diversidad de especies y las funciones ecológicas de varios árboles, no se ha llevado a cabo un análisis sistemático de la tendencia común de los bosques y la distribución de la biomasa entre los árboles de diferentes especies y su relación con el tamaño del árbol.

Para llenar este vacío, un equipo internacional de 98 científicos dirigido por James A. Lutz de la Universidad de Utah (EE.UU.), estudió 48 bosques grandes en todo el planeta con un tamaño de 2 a 60 hectáreas y estimó la distribución de la biomasa forestal entre árboles de diferentes tamaños. En total, los científicos han estudiado más de 5,6 millones de árboles con un diámetro de más de 1 centímetro. Estos árboles representaban casi 9,300 especies de 210 familias.

Mapa de bosques estudiados. /J. A. Lutz et al./ Global Ecology and Biogeography, 2018

Resultó que en diferentes bosques la biomasa total varía de 13 a 559 kilotones por hectárea. El 50% de la biomasa forestal se encuentra en el 1% de los árboles más grandes. Asimismo, curiosamente, cuanto más biomasa forestal viva hay, menos diversidad hay en ella. Los científicos señalan que los resultados obtenidos enfatizan, principalmente, la importancia de los árboles grandes para todos los ecosistemas forestales, sin excepción. A pesar de que el número total de árboles grandes en los bosques es mucho menor que los árboles pequeños, determinan la estructura de los ecosistemas forestales, controlando la cantidad de carbono, agua y luz solar en diferentes partes del bosque. Por lo tanto, los científicos proponen prestar más atención a los árboles grandes, tanto desde el punto de vista de la investigación básica (biológica, ecológica o climática), como en el desarrollo de procesos industriales y tecnológicos, en particular, en la planificación de la tala.

Recientemente, un grupo internacional de investigadores descubrió que, además, los árboles que crecen en entornos ricos en especies pueden incluso apoyarseentre sí para producir más madera.

María Cervantes

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comucación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.