Día de la Madre 2018: ocho interesantes cosas que la ciencia sabe sobre mamá

Pixabay

Hoy es el día de la madre en la gran mayoría de países hispanohablantes. No dudamos que ya hayas agasajado con regalos y detalles a ese ser tan querido, pero sugerimos otra forma de poner orgullosa a quien te trajo al mundo: demostrar que eres un entendido en temas de maternidad desde los más distintos ángulos de la ciencia.   Lúcete en la reunión familiar en la que seguramente estás ahora mismo con estas 8 cosas fascinantes que la ciencia nos enseñó sobre mamá:

1. El instinto maternal no existe

Desde hace unos años se ha abierto un debate bastante espinoso de si las humanas tienen o no un “instinto maternal”. Esto se ha debido a la decisión, totalmente válida, de algunas mujeres a no ser madres. Instinto es, por definición, un comportamiento automático, irresistible, desencadenado por algo en el entorno, ocurrir en un momento particular durante el desarrollo, no requerir entrenamiento, ser inmodificable y ocurrir en todos los individuos de una especie.

El problema con estos criterios es que no aplican bien a los seres humanos. Incluso cuando se tiene hambre, las personas no van en busca de comida irreflexivamente, como nuestros amigos los perros.  Por eso, desde la psicología se cree que en vez de instintos, los humanos tenemos “impulsos”.

2. Ya sabemos la química detrás del apego de una madre a su bebé

Científicos de los Estados Unidos han descubierto que el apego de la madre hacia el bebé responde a neuronas dopaminérgicas de la estructura cerebral responsables de la interacción social. Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

3. Y aprendimos que, a mayor estabilidad emocional madre, menor apego del hijo

Científicos estadounidenses han descubierto que midiendo los cambios fisiológicos y emocionales de la madre durante la interacción con su bebé, se puede determinar cuán apegado va estar el niño a ella en el futuro. Observando la arritmia sinusal respiratoria, los científicos hallaron que un nivel estable indica un menor apego de la madre al niño, lo que puede conducir a que este evite a la madre en el futuro. El artículo se publica en la revista Child Development.

 3. Es posible perder la memoria durante el embarazo (no solo es un mito)

Se llama coloquialmente baby brain (cerebro de bebé) a la pérdida de memoria o despiste que muchas mujeres dicen sufrir cuando están embarazadas. Pero hasta el momento, esto no pasaba de una creencia popular sin base científica. Ahora, un estudio de la Universidad de Deakin (Australia) dio la primera evidencia de que el embarazo realmente puede interferir con la función cognitiva.

4. Sabemos también por qué razón una madre es capaz de dar a luz a…¡sixtillizos!

Los embarazos múltiples, en los que una mujer se embaraza de dos o más fetos al mismo tiempo, ocurren cuando un óvulo fertilizado se divide antes de ser implantado en el útero (es el caso de gemelos idénticos) o cuando óvulos separados se fertilizan por diferentes espermatozoides (gemelos fraternos). Los medicamentos de fertilidad incrementan las chances de embarazos múltiples porque las medicinas estimulan a los ovarios a producir muchos óvulos. Si algunos de estos son fertilizados al mismo tiempo, pueden resultar en varios bebes.

5. La comida chatarra no hubiese ayudado a tu mamá a tenerte

El abuso de la comida rápida y la exclusión de la dieta de las frutas pueden complicar la concepción exitosa en mujeres en edad reproductiva. Esta fue la conclusión que obtuvieron científicos australianos que siguieron los vínculos entre los hábitos alimenticios de más de cinco mil mujeres que intentaban quedar embarazadas. La investigación fue publicada en la revista Human Reproduction.

6. …ni tampoco a que tengas una buena salud mental

Una investigación publicada en la revista Frontiers in Endocrinology y conducida por la Universidad de la Ciencia y la Salud de Oregon (OHSU) da cuenta de que un régimen de alta ingesta de grasas puede devenir en alteraciones en el desarrollo del cerebro y del sistema endocrino, extendiéndose estos efectos por varios años y traduciéndose en afectaciones a la conducta de los niños. Entre estas, trastornos de salud mental como la ansiedad y la depresión infantil.

7. Dar de lactar fue bueno para la salud de tu madre

La lactancia materna reduce el riesgo ataque cardiaco o derrame cerebral en las madres, más adelante en la vida, según una nueva investigación publicada en el Journal of American Heart Association conducida por la Universidad de Oxford, la Academia China de Ciencias Médicas y la Universidad de Pekín.

8. Si crees que 9 meses es mucho, hay embarazos…y embarazos…

Existen mamíferos con tiempos de preñez largos que pueden llegar a durar más de tres años. Conociéndolos, nos daremos cuenta que el embarazo humano resulta corto. Por ejemplo, las crías de los tiburones anguila pueden pasar en el vientre de sus madres entre 12 meses y 42 meses (tres años y medio). El tiempo de gestación de un elefante va entre los 22 y 24 meses.  Conoce aquí más del tiempo de gestación de otras madres del reino animal.

 

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma:  www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.