Restos de caballo son hallados por primera vez en Pompeya gracias a saqueadores

Parco Archeologico di Pompei

Científicos han encontrado por primera vez en Pompeya, Italia, los restos de un caballo, informó la página del Parque Arqueológico Pompeya, y el sitio The History Blog. De acuerdo a los datos obtenidos, el animal fue criado para participar en carreras y no para trabajar en la granja. El director general del museo, Massimo Osanna, informó sobre el hallazgo reportado el 10 de mayo, quien dijo que los huaqueros (o saqueadores de yacimientos arqueológicos) ayudaron involuntariamente a encontrar los restos.

Pompeya es un vasto sitio arqueológico ubicado en la región de Campania, en el sur de Italia. Los restos fueron encontrados fuera de la ciudad, en las ruinas de la villa. Las excavaciones se llevaron a cabo ahí a principios del siglo pasado y entonces los arqueólogos descubrieron varios edificios residenciales y edificios agrícolas. Probablemente, en el territorio de la villa se elaboraba o almacenaba vino y aceite de oliva.

El año pasado, la policía encontró rastros de las actividades de huaqueros en la villa. Habían cavado un túnel de unos 60 metros de largo debajo las paredes que rodean la villa, hasta las ruinas, destruyendo las paredes y dañando el yeso y los frescos en los edificios. Desde agosto del año pasado, los arqueólogos junto con la policía llevaron a cabo un escaneo láser del túnel y la excavación para tratar de salvar las piezas destruidas o dañadas.

Los científicos encontraron restos de caballo(s) bien conservado donde había edificios agrícolas. La especie a la que pertenecen al animal se identificó por su tamaño (150 centímetros de altura), proporciones y una impresión de la oreja izquierda. A juzgar por el arnés de bronce, era un caballo costoso, que aparentemente participaba en carreras y pertenecía a un representante de la élite local. Además de los restos del caballo, durante las excavaciones se hallaron ánforas, utensilios de cocina y fragmentos de una cama de madera, que se fabricaban en el norte de la península.

El año pasado, arqueólogos encontraron en Vienne, al sureste de Francia, los restos de un barrio residencial de una colonia romana, construido en el siglo I d. C. Los investigadores descubrieron ruinas de casas privadas de lujo, fachadas de comercios y edificios públicos. En los siglos II y III se produjeron dos fuertes incendios en las colonias, después de lo cual se abandonó el asentamiento. Dado que los residentes dejaron su casa a toda prisa, los utensilios y los muebles se quedaron. Parte de los objetos y edificios están bien conservados, por eso los arqueólogos la han llamado "pequeña Pompeya". 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.