Las impurezas del plomo en el hielo de Groenlandia puede ayudarnos a reconstruir la historia de la humanidad

Minas de plata en la República Checa, 1496

Investigadores británicos, noruegos y daneses rastrearon los eventos europeos más importantes de la antigüedad y la Alta Edad Media por el contenido de isótopos de plomo en los glaciares de Groenlandia. Como escriben los científicos en Proceedings of the National Academy of Science, utilizaron datos preparados y, a partir de ellos, construyeron una escala cronológica de los eventos desde el 1100 a.C. hasta el 800 d.C.

En la antigüedad, la principal fuente de emisiones de plomo era la fundición a alta temperatura de metales. En Europa en el primer milenio antes de Cristo, se desarrollaron varios yacimientos, de donde se extraía plata (uno de los metales básicos, con los que se acuñaban monedas), y había impurezas de plomo en el mineral. Por ejemplo, en las minas de Río Tinto, en la Península Ibérica, se extraía plomo y plata y se fundía a una temperatura de aproximadamente 1200 grados Celsius durante 10 horas.

Los glaciólogos determinaron el contenido de muchas sustancias químicas en el espesor de los glaciares de Groenlandia en el marco del North Greenland Ice Core Project (NGRIP), que se llevó a cabo en los años 1999-2003. Incluso, los científicos han determinado las impurezas en las muestras de hielo, cultivadas en el período 1235 a.C. a 1257 d.C., aproximadamente. Los autores del nuevo estudio, dirigido por Joseph McConnell de la Universidad de Oxford, utilizaron los datos del proyecto para analizar las emisiones de isótopos de plomo en el período 1100 a.C. - 800 d.C. La velocidad del transporte atmosférico de partículas que contienen plomo a Groenlandia se calculó mediante el modelo FLEXPART, que simula las trayectorias de partículas por el aire y permite calcular su dispersión. Por la proporción de isótopos de plomo, los autores del artículo determinaron de qué depósitos sacaban plomo en Groenlandia.

J. McConnell et al. / PNAS, 2018

Resultó que el aumento en las emisiones de plomo se correlaciona con los principales eventos históricos que tienen lugar en Europa. El aumento constante de la concentración de impurezas en los glaciares de Groenlandia comenzó alrededor del año 1000 a.C., con la aparición de los fenicios en el Mediterráneo occidental. Desde mediados del siglo IV hasta el final del siglo II, primero los cartagineses, y luego la República romana, desarrollaron minas de plata en la Península Ibérica. La caída periódica de las emisiones está relacionada con los períodos de guerras. Por ejemplo, las emisiones de plomo cayeron durante la Primera Guerra Púnica (264-241 a.C.), pero creció tras su fin, ya que los cartagineses aumentaron la extracción de plata para pagar mercenarios.

En los siglos I-II d.C., el Imperio Romano extrajo plata no solo en la Península Ibérica, sino también en el territorio de la Francia moderna y Gran Bretaña. Una fuerte disminución en la producción se produjo durante la peste antonina. El período de las emisiones más bajas después del 900 a.C. coincidió con la crisis en el imperio, que duró de 235 a 284. Y el nivel "imperial" de las emisiones de plomo se alcanzó solamente a principios de la Edad Media, alrededor de 750, cuando los reyes de la dinastía merovingia comenzaron a extraer mineral en Francia, y los reyes anglosajones en Gran Bretaña.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.