Esta hipnotizante medusa que no tiene tentáculos fue capturada por primera vez en cámara [VIDEO]

YouTube

El fondo del lecho marino es un lugar muy poco explorado, y siempre que llegan noticias desde ahí son fascinantes. Lo último que podemos observar es un extraño animal que recuerda a una bolsa de plástico, la medusa Deepstaria enigmatica.

Esta especie es tan poco conocida que solo la hemos avistado un par de veces. La primera vez fue en 1960 y la segunda, en 1967. El descubridor de la extraña medusa fue legendario oceanógrafo francés Jacques Cousteau y él fue quien la categorizó y bautizó con el nombre de su sumergible, el Deepstar 4000.

De acuerdo a NatGeo, la elusiva medusa debe su particular forma a que ha evolucionado en la zona afótica del océano, a profundidades de unos 1.000 metros y en una oscuridad total. De hecho, la grabación de este ejemplar ha sido posible gracias a las nuevas cámaras de alta sensibilidad empleadas por los investigadores de la Administración Oceánica y Atmosférica de los EEUU – NOAA.

Estos nuevos equipos pueden tomar fotos y vídeo con una iluminación de menos de 274 lúmenes. La nitidez de la cámara ha permitido registrar en detalle la red de capilares que recubren el cuerpo de la medusa y que forman su sistema digestivo y circulatorio.

"Usando la nueva tecnología que tenemos disponible, pudimos acercarnos a estos animales casi en completa oscuridad", dice David Gruber, un biólogo marino de la Universidad de Harvard, que capturó al animal con la cámara. "Para capturar la bioluminiscencia, necesitas una cámara realmente sensible".


Las impresionantes imágenes han servido para constatar una extraña característica de la medusa: a diferencia de otras de su especie no tiene tentáculos. Los biólogos creen que suple esa carencia contrayendo de golpe su amplia cúpula para envolver a su presa completamente.

Afortunadamente, la criatura realizó ese movimiento delante de la cámara, aunque no se sabe con seguridad si fue una respuesta a la luz, o si simplemente se estaba desplazando. Los nuevos datos sobre la especie acaban de publicarse en un estudio del Museo Americano de Historia Natural.

Lamentablemente, a pesar de su riqueza, los humanos no estamos cuidando del océano como deberíamos. A finales del año pasado descubrimos que animales que habitan esta zona ya estaban contaminados por el plástico, y tan solo ayer fuimos testigos de como una bolsa yacía en las fosas Marianas, el abismo más profundo del océano.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.