El uso de sustantivos hacen que el habla sea más lento

Mapa de distribución de los idiomas analizados
Bickel et al. / PNAS 2018

El habla se caracteriza por tener una planificación más prolongada antes de usar sustantivos. Después de estudiar nueve idiomas, científicos europeos descubrieron que las personas hacen más pausas y a menudo ralentizan más la articulación antes de decir sustantivos. El artículo está publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Una de las características de la expresión viva puede ser ralentizar o acelerar el habla y hacer pausas entre los enunciados. En el nuevo trabajo, el equipo dirigido por Balthasar Bickel, de la Universidad de Zurich, ha decidido comprobar qué parte de la oración - sustantivo o verbo - suele ir precedida de una breve pausa o trastornos en el habla. Los científicos reunieron grabaciones de personas que hablan nueve idiomas, entre ellos el inglés y el holandés, así como idiomas raros de Siberia y Nepal.

Los científicos descifraron las muestras de voz, resaltando las palabras que dividían en partes el discurso, destacando, en particular, sustantivos y verbos. 

La diferencia en la velocidad de articulación (A) y el número de pausas (B) antes de los sustantivos y verbos en todos los idiomas estudiados
Bickel et al. / PNAS 2018

Resultó que en todos los idiomas estudiados, el habla se ralentiza y las pausas ocurren con mayor frecuencia antes de los sustantivos; mientras que la desaceleración antes del verbo surgió solo en un idioma: el inglés. Esta forma de hablar fue común en todos los idiomas estudiados a pesar de la diversidad lingüística, y las diferencias generales en la producción del habla. En general, la articulación antes de los sustantivos era un 3,5% más lenta, y las pausas antes de ellos eran un 60% más comunes.

Los resultados indican una tendencia interlingüística a reducir la velocidad del habla antes de nombrar el objeto narrado en idiomas muy diferentes. Esta característica del habla, según los científicos, puede indicar una diferencia en la planificación de la producción de diferentes partes del discurso.

El año pasado, se supo que los bebés son capaces de diferenciar los idiomas desde un mes antes de nacer, según un estudio llevado a cabo por investigadores del Departamento de Lingüística del Centro Médico de la Universidad de Kansas (EE.UU.). El trabajo, publicado en la revista NeuroReport, asegura que un bebé en el útero materno puede distinguir entre alguien que les habla en inglés y japonés, y podría tener implicaciones para la investigación fetal en otros campos, dicen sus autores.


María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.