El estado de la crisis sanitaria en Venezuela a tres días de las elecciones

Este domingo 20 de mayo se realizarán nuevas elecciones presidenciales en Venezuela. En la foto, el presidente Nicolás Maduro.
Twitter

Las elecciones presidenciales de Venezuela para el período 2019-2025 se llevarán a cabo el próximo 20 de mayo de 2018 en medio de cuestionamientos internacionales e internos al proceso electoral.  Uno  de los temas más importantes a abordar por el nuevo mandato, con seguridad, será la crisis sanitaria que padece gran parte de la población, de acuerdo a reportes de medios y organismos locales e internacionales.

Uno de los principales problemas en este campo es la falta de medicinas, razón por la cual desde el 2016 el Parlamento venezolano declaró como “crisis humanitaria de salud”. Ese mismo año la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció en julio la escasez de medicinas, sumando los pronunciamientos de la Federación Farmacéutica Venezolana que habían reportado que el 85 % de las farmacias no se encontraban los medicamentos básicos y, según la Federación Médica Venezolana indicó a la prensa, en los hospitales del país tenían sólo el 5% de las medicinas e insumos necesarios para operar con normalidad.

Lo anterior constituye un reto para el nuevo mandato presidencial: la idea es poder cumplir con Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Mundiales. El objetivo número tres de esta lista señala que los estados deben garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades, lo que en salud significa lograr una cobertura universal de salud y facilitar medicamentos, vacunas seguras y asequibles, así como poner fin a las epidemias de SIDA (VIH), tuberculosis, malaria y otras enfermedades contagiosas para 2030.

Difteria

Las estadísticas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señalan que en Venezuela el brote de difteria que se inició en julio de 2016 sigue activo al 2018, notificando un total de 1.602 casos sospechosos (324 casos en 2016, 1.040 en 2017 y 238 en 2018), de los cuales 142 fallecieron (17 en 2016, 103 en 2017 y 22 en 2018); tasa de letalidad acumulada de 14.5%.

Sarampión

Así mismo en la Actualización Epidemiológica del 8 de mayo de 2018 de sarampión señala que Venezuela, desde la confirmación del primer caso de sarampión en el  2017 y hasta la fecha se ha confirmado 1.631 casos de sarampión, 727 en el 2017 y 904 de 2018, reportando dos defunciones e intensificando la epidemia en la región de las Américas por la migración de venezolanos a otros países.

Malaria

El Centro Nacional de Enlace para el RSI (Reglamento Sanitario Internacional) de Venezuela notificó a la OPS/OMS para el año 2017 319.765 casos de malaria, lo que representó un aumento con respecto al número de casos acumulados notificados en 2016 (240.613 casos). La epidemia existe, y el número de casos notificados durante 2017 fue superior a la media anual registrada en los últimos 29 años (1988-2016).

VIH

Las cifras de pacientes con VIH según las 43 organizaciones que atienden los casos son 77.000, entre ellos 2.000 niños. Acción Ciudadana Contra el Sida (Accsi) maneja cifras de 15.000 personas con VIH en Caracas, de los cuales señalan que fallecen entre 10 y 12 semanalmente a causa de no medicarse apropiadamente por el desabastecimiento. Estas organizaciones mencionan que tenían medicamentos  por donación de la empresa Aid For Aids de Nueva York el año pasado por medio de la organización ONU-SIDA, la cual solo satisfacía el tratamiento de 10.000 personas durante 45 días.

También durante el 2016, el país a través del Fondo Estratégico de la OPS/OMS ha adquirido los medicamentos antirretrovirales. Aun así el 7 de febrero pacientes con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), protestaron frente al instituto carabobeño para la Salud (Insalud) por el fallecimiento de 43 ciudadanos por falta de tratamiento para la enfermedad. The New York Times señaló que el contagio del VIH amenaza la existencia de poblaciones indígenas como los waraos del delta del Orinoco, según los especialistas, por la falta de medicamentos y la crisis en el sistema de salud.

Este tema se evidencia en el estudio realizado por la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI) el cual analizó los factores de riesgo de infección por VIH en indígenas de la etnia warao del Municipio Antonio Díaz, de octubre a diciembre del 2015, mostrando que los movimientos migratorios frecuentes y las prácticas sexuales de riesgo podían explicar la elevada prevalencia de infección por VIH en esta población. También, otros estudios realizados por la SVI demuestran el impacto que presenta la coinfección VIH y tuberculosis, por lo que la tasa de prevalencia de TB se incrementa de forma directamente proporcional a los nuevos diagnósticos de VIH.

Efectos de la crisis

Esta situación ha hecho que la población venezolana movilice pacientes a países vecinos como Colombia y Brasil para su cuidado y tratamiento. Quienes padecen enfermedades crónicas también han reclamado en protestas constantes la falta de sus tratamientos.

Organismos como el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) también han realizado un llamado a una mesa de análisis de expertos en el tema para superar esta crisis de salud en el cuidado y atención en salud de las mujeres y niños. En un artículo publicado en su web, el OVS recalcó que el boletín epidemiológico número 52 de 2016 revela cómo las muertes acumuladas en menores de un año (11.466 en total) aumentaron un 30,12% respecto al año 2015. Así también el número de muertes maternas (756), reportando un aumento de 65,79% respecto al año 2015.

El apoyo internacional llega, pero no parece ser suficiente

Así también, autoridades como la OPS y la OMS apoyaron al Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) en la prevención y control de la infecciones a través del acompañamiento de campañas de vacunación para detener la ocurrencia de casos de sarampión y difteria. 

También brindaron ayuda para que el 16 de marzo de 2018 Venezuela adquiriera medicamentos inmunosupresores a través del Fondo Estratégico de la Organización Panamericana de la Salud.  También como lo muestra el informe de 5 de abril de 2018 (OPS/OMS) se realizó un esfuerzo humanitario articulado con Rusia que donó 8,5 toneladas de medicamentos e insumos médicos para atender las áreas de emergencia, cirugía, obstetricia y consulta general. El material fue priorizado  en el marco de la cooperación a 10 hospitales de ocho estados del país.

Aun así, y pese al apoyo internacional, se requiere que como país Venezuela trabaje en planes de mitigación de crisis sanitaria, por lo que debe velar por el mantenimiento de medicamentos necesarios,  la adecuada distribución en las farmacias y centros de salud, estableciendo y garantizando una cobertura de tratamientos de la población total de pacientes; así mismo asegurar los equipos y material médico quirúrgico de los centros médicos y a su vez generar garantías para los profesionales de la salud de modo que estas permitan su buen desempeño y trabajo.

Además se debe fortalecer los sistemas de vigilancia para la detección precoz de casos epidémicos, iniciar el tratamiento oportuno en los afectados y el adecuado seguimiento. Y finalmente fortalecer los procesos de vacunación. Estas son acciones claves para prevenir casos y evitar nuevos brotes; asimismo realizar el manejo clínico adecuado disminuirá las complicaciones y la letalidad de muchas de las enfermedades que aquejan al país actualmente. Ante todo, se requiere un trabajo articulado en salud pública y la garantía de derechos de todos los ciudadanos, si se quiere lograr una cobertura universal de salud cumpliendo los objetivos ODS para 2030.

La crisis política, sin embargo, hace difícil avanzar en estos cruciales campos.

Tania Valbuena

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.