Gareth Bale hizo un hermoso gol de…¿chilena o chalaca?

YouTube

La preciada pirueta en la que un futbolista se eleva por los aires de espaldas al arco para luego patear el balón por encima de su cabeza es, de acuerdo a la Real Academia de la Lengua Española, una chilena. Así la conocen en la mayoría de países del mundo hispanohablante. En Sudamérica, sin embargo, y especialmente en Perú la conocen como chalaca.

Esta controversia histórica, en la que los nacionales de ambos países reclaman orgullosamente (por sus registros históricos) haber contribuido con esta aplaudida jugada al fútbol mundial tiene años.

La RAE acatada por muchos como la mandamás de la lengua, no consigna en sus páginas el vocablo más usado por los peruanos, que hoy volvió a la boca de todos, en sus dos formas, gracias a la fenomenal pirueta de Gareth Bale en la final de la Champions League (ni Cristiano, quien a menudo celebra más sus propios goles que los de otros, se pudo resistir a celebrar a gritos el mágico tanto). No obstante, y en defensa de la chalaca, debemos decir que la labor lexicográfica (esto es, hacer diccionarios) no hace automáticamente que el uso de uno u otro vocablo sean automáticamente incorrectos. Son los hablantes (es decir nosotros) quienes creamos y producimos palabras, y son los diccionarios que las recogen y registran. Y no viceversa. 

¿Cuál de los dos fue primero?

La FIFA reconoce el registro de Eduardo Galeano, en su libro El fútbol a sol y sombra

(...) En realidad, esta media vuelta acrobática se remonta a mucho más tiempo atrás. Nacería, como su nombre indica, en Chile. Eso es en cualquier caso lo que afirma el escritor uruguayo Eduardo Galeano, para quien Ramón Unzaga fue el inventor de la jugada en la cancha del puerto chileno de Talcahuano, en 1914. "Con el cuerpo en el aire, de espaldas al suelo, las piernas disparaban la pelota hacia atrás, en un repentino vaivén de hojas de tijera", explica el escritor uruguayo en su obra. El chileno aplicaría esa técnica en múltiples ocasiones durante las siguientes Copas Américas, en 1916 y 1920, y de ahí su denominación en el idioma español…

La máxima ente del fútbol mundial también reconoce la forma de llamar a la palabra tal y como le llaman los peruanos. En este caso, cita al historiador peruano Jorge Basadre. 

Sin embargo, en Sudamérica también es conocida como chalaca, lo que nos lleva a otro posible origen. Rumbo a Perú y Callao, el puerto más grande del país. Fue allí donde un habitante de la ciudad —un chalaco, su gentilicio— ensayó con éxito la acrobacia en un partido contra marinos ingleses en 1892, según Basadre. Venga de donde venga, de Brasil, Chile o Perú, todo apunta a que surgió en Sudamérica.

A los comentaristas de la página de la FIFA, y a todos aquellos que como ellos aún discuten por demostrar quién tiene la verdad absoluta, les digo que no hay razón para la disputa. Lo único cierto al caer la noche es que un milagro deportivo como una chilena o chalaca es sin duda alguna uno de aquellos momentos que explican la belleza de este deporte. Y qué importa cómo se le llame.

 

Daniel Meza
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.