Virus del papiloma humano: gigantesco estudio no encuentra relación entre la vacuna y las enfermedades autoinmunes

Virus del papiloma humano
Public Domain

Científicos canadienses no han encontrado ninguna relación entre la vacunación a niñas contra el virus del papiloma humano (VPH) y el desarrollo de enfermedades autoinmunes. Tras analizar una muestra de casi de 300.000 escolares, la mayoría de las cuales fueron vacunadas, los investigadores encontraron que todos los casos reportados de enfermedades autoinmunes se han producido fuera del periodo de exposición al fármaco activo. El trabajo fue publicado en el Canadian Medical Association Journal.

El virus del papiloma humano es un grupo de virus que comprende alrededor de 27 especies y más de 600 tipos, una parte de las cuales posee propiedades oncogénicas: el virus del papiloma humano se considera la causa principal de cáncer cervical. Los virus de este grupo tienen un período de incubación largo y se transmiten principalmente a través del contacto sexual. En 2006 la empresa estadounidense Merck & Co desarrolló la vacuna Gardasil, que se inyecta tres veces en niñas desde los 11-12 años, en varios países. También la compañía británica Glaxo Smith Kline desarrolló una vacuna. Ambas protegen contra el desarrollo de 16 de los 18 tipos oncogénicos de VPH, y reduce el riesgo de padecer cáncer de cuello uterino en un 90%.

A pesar de su eficacia, se cree que la vacunación contra el VPH puede causar otras enfermedades. En 2016, científicos japoneses publicaron un artículo en la revista Scientific Reports, en el que demuestran un vínculo entre la vacunación contra el VPH y daño cerebral en ratones.

Con el fin de rastrear la relación exacta entre la inyección de la vacuna contra el VPH, y el desarrollo de enfermedades autoinmunes, los científicos de la Universidad de Toronto, Canadá, bajo la dirección de Linda Lévesque estudiaron una muestra de 290.939 colegialas canadienses de 12 a 17 años. El 62,2% de ellas pasaron por la vacunación gratuita en el período de 2007 a 2013.

En la mayoría de los estudios de la relación entre la vacunación y el desarrollo de diversas enfermedades se lleva a cabo utilizando dos muestras (vacunados y voluntarios no vacunados) y se compara con la proporción de casos de desarrollo de la enfermedad. Sin embargo, este enfoque puede ser muy sesgado, porque es imposible tomar en cuenta el efecto de todas las posibles variables secundarias. Por eso, los autores del nuevo trabajo tomaron un grupo activo como grupo de control, comparando el período de influencia activa de la vacunación.

Lévesque et al. / CMAJ 2018

Una vez analizados los datos teniendo en cuenta la historia del desarrollo de otras enfermedades del sistema inmune en las niñas, los investigadores no encontraron ninguna relación entre la vacuna contra el VPH y el desarrollo de enfermedades autoinmunes.
Según los autores del trabajo, los resultados obtenidos deberían calmar a los padres que temen las diversas consecuencias de la vacunación voluntaria,.


María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.