Coca-Cola lanzó su primera bebida alcohólica de sus 132 años de historia

www.cocacola.co.jp

La firma Coca-Cola lanzó su primer producto alcohólico en los 132 años de historia de la compañía, aunque solo está disponible para un grupo reducido de personas. La bebida, con sabor a limón, se ofrece con 3%, 5% y 7% de alcohol solo para consumidores de la isla japonesa Kyūshū. La noticia fue reportada por Fortune.

Lemon-Do, es el nombre de la bebida, se une a la competencia de un universo similar de bebidas en el mercado japonés llamado localmente Chu-Hi (que ofrece alcohol de granos con aguas carbonatadas saborizadas). Los novedosos enlatados ofrecen una opción aún más barata que la cerveza y mayor y más opciones para escoger entre sabor y contenido de alcohol.

El lanzamiento en la isla asiática no significa que Coca-Cola vaya a ofrecer bebidas a nivel mundial. La compañía no hizo siquiera planes para lanzar el producto en Japón. De hecho, el mercado japonés es el laboratorio de mercadeo favorito de la marca para probar sus nuevos productos. En promedio, la gigante de bebidas gaseosas prueba 100 de sus productos cada año en los mostradores comerciales de aquel país. Pocos de ellos dejan las fronteras japonesas.

Luego de coquetear con el mercado del vino en los 70, la Coca-Cola nunca volvió a mezclarse en el negocio de las bebidas tóxicas. Eso, sin contar la cocaína usada por la firma en las primeras recetas de la bebida gasificada.

El consumo excesivo de alcohol aumenta las probabilidades de sangrados de tractos digestivos, inflamación y daños en el páncreas, el hígado, cánceres del esófago, hígado, colon, cabeza y cuello, mamas y otras áreas. Puede hacer difícil el control de la presión arterial si se sufre presión alta. También puede llevar a problemas cardiacos, además de afectar la capacidad de razonamiento y juicio al beber. Así también, daña las neuronas y generar daños permanentes en la memoria y capacidades de razonamiento y comportamiento.

El 2015, un artículo del New York Times reveló que la Coca-Cola financió con millones de dólares a investigadores para minimizar el rol nocivo de bebidas azucaradas en problemas como obesidad.

 

 

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.