Si viniese un mensaje del espacio ¿cómo lo descifraríamos? Los expertos ya se están preparando

Flickr

Mientras que algunas personas aún se preguntan si estamos solos en el universo, un grupo de especialistas ya lo da por sentado y se prepara para establecer comunicación con esa vida extraterrestre que, asumimos, será inteligente.

El nombre de la iniciativa es Mensaje a una Inteligencia Extraterrestre (METI por sus siglas en inglés) y es parte de la mucho más conocida SETI. El METI recientemente organizó un taller llamado “El lenguaje en el Cosmos”  dentro del Conferencia Internacional de Desarrollo Espacial (ISDC) realizado el último 26 de abril en los Ángeles.

El taller de un día exploró la posibilidad de que el lenguaje, o al menos ciertos elementos esenciales del lenguaje, pueda ser universal en todo el cosmos tal como ocurre en la Tierra. Ya el famoso lingüista Noam Chomsky ha dicho a menudo que “si un marciano visitara la Tierra, pensaría que todos hablamos dialectos del mismo idioma, porque todos los idiomas terrestres comparten una estructura subyacente común", dijo Doug Vakoch, presidente de METI.

Así mismo, Vakoch, quien también presentó un documento en el taller, se preguntó si "los extraterrestres tienen un lenguaje, ¿sería similar al nuestro?". Al menos dos documentos presentados en el taller, incluyendo uno coescrito por el mismo Chomsky, expresaron optimismo sobre esto.


El caso más conocido de un posible mensaje extraterrestre fue el de la Señal Wow, que luego resultó ser el rastro del cometa 266P/Christensen
SETI

El lenguaje es demasiado complejo

Sin embargo Sheri Wells-Jensen, lingüista de Bowling Green University en Ohio, que también es miembro de la junta de METI, se mostró escéptica. Ella dijo que nuestra falta de conocimiento sobre los orígenes del lenguaje humano y que solo tenemos una muestra, hacen que sea muy difícil extrapolar las conclusiones.

Para probar su punto de vista, la lingüista comentó a Space.com que recientemente realizó un experimento en el que presentó a estudiantes universitarios varios rompecabezas que habían sido codificados a la manera de Lincos, un lenguaje ficticio diseñado para ser entendido por extraterrestres inteligentes.

Los estudiantes descubrieron las cosas simples, como las funciones matemáticas básicas, pero no pudieron hacer lo mismo cuando los conceptos se complicaron. Por ejemplo, Wells-Jensen les dio a los estudiantes la ecuación para la circunferencia de un círculo, así como una representación ligeramente codificada de "pi" (la relación entre la circunferencia de un círculo y su diámetro).

"Y yo dije, 'OK, ¿cuál es esta palabra real?' Y se les ocurrió todo tipo de cosas locas", dijo la investigadora. "Algunos dieron saltos poéticos y dijeron: 'mundo', algunos de ellos dieron un salto poético opuesto y dijeron: 'infinito'. Otros pensaron que quise decir que el diámetro del círculo terminaba en una pared y dijeron "prisión".

Un mensaje extraterrestre requeriría de todos nosotros

Si eso ocurrió con un mensaje elaborado por humanos, sin duda será mucho más difícil descifrar algo ideado por criaturas de un sistema solar distante que no comparten ninguna historia cultural o evolutiva con nosotros, que pueden confiar en diferentes sentidos para percibir su entorno y comunicarse, y que probablemente son mucho más avanzados tecnológicamente que nosotros.

Por lo tanto, es probable que tengamos que reunir la sabiduría colectiva del mundo, en un proyecto masivo de ciencia ciudadana, para identificar  la respuesta correcta, dijo Wells-Jensen. "Debemos tener todas las manos disponibles", dijo. "Vamos a necesitar de todos, y vamos a necesitar generar múltiples conjuntos de significados para un mensaje".

Así mismo, nuestras posibilidades de éxito en este esfuerzo aumentarían mucho si todos analizáramos un poco los libros, para aumentar nuestras habilidades de pensamiento crítico y nuestra comprensión de la naturaleza y cómo funciona, agregó. "Uno de los objetivos de METI, y realmente creo que debería ser un objetivo de todos nosotros, es trabajar en este problema de alfabetización científica", finalizó Wells-Jensen.

La iniciativa METI hizo noticia en noviembre del año pasado cuando envió música a un exoplaneta que se encuentra a 12 años luz. El mensaje contenía 18 fragmentos de composiciones electrónicas, entre ellos techno, probablemente con la intención de hacerles saber que no existía la vida inteligente en la Tierra.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.