Los humanos podrían haber llegado a América por un pasillo sin hielo en Alaska y no por el puente de Beringia

La vegetación espesa, la capa de nubes baja y el terreno montañoso de la costa de Alaska dificultan el muestreo/ Jason Briner/Universidad de Búfalo

¿Cuándo y cómo llegaron las primeras personas a las Américas? La historia convencional cuenta que los primeros colonos llegaron a través de Siberia, cruzando el desaparecido puente terrestre de Beringia a pie y caminando por Canadá, donde un pasillo sin hielo se había abierto entre las enormes capas de hielo hacia el final de la última edad de hielo. Pero la evidencia arqueológica pone en duda este pensamiento, y los científicos están buscando nuevas explicaciones. Análisis recientes indican que la migración humana temprana tuvo lugar hace aproximadamente 16.000 años a través de un corredor sin hielo al oeste de la plataforma de hielo continental de Alaska a lo largo de la costa del Pacífico Norte.

Dataciones de rocas y análisis de huesos de animales en las islas a lo largo de la costa sureste de Alaska implican que este corredor costero del Pacífico fue física y ambientalmente viable para la migración humana temprana a las Américas. Sin embargo, se desconocía si las condiciones ambientales de la región costera, así como la productividad biológica, la disponibilidad de recursos alimenticios y la presencia o ausencia de barreras físicas, eran aptas para apoyar a los humanos en ese momento.

Para despejar esta incógnita, investigadores, de la Universidad de Búfalo (UB, EE.UU.), reconstruyeron la deglaciación usando dos agentes diferentes.En primer lugar, aplicaron diez dataciones de berilio de diez superficies rocosas (cinco rocas encaramadas y cinco muestras de roca madre) de tres áreas propuestas: Dall Island, Suemez Island y Warren Island. En segundo lugar, utilizaron huesos de mamíferos y aves con datación de carbono 14, publicados previamente en las cuevas de las islas cercanas.

Universidad de Búfalo

Su análisis, publicado en Science Advances, mostró que esta área estaba helada hace aproximadamente entre 20 a 17.000 años y, por lo tanto, no está abierta para la migración humana. Sin embargo, las islas se despejaron de hielo hace 17.000 años y albergaron sólidos ecosistemas terrestres y marinos que podrían ayudar a los humanos durante la migración hacia el sur de las Américas.

Los autores se muestran prudentes y no afirman que este hallazgo signifique sin lugar a dudas que los primeros colonos cruzaran la costa sur de Alaska para extenderse por las Américas. La investigación está locallizada en una sola sección de la costa y se tendran que estudiar múltiples ubicaciones para sacar conclusiones más firmes. Aun así, el trabajo es relevante porque sugiere que la teoría de la migración marítima es viable.

Además, los huesos de una antigua foca anillada de 17.000 años de antigüedad descubiertos en una cueva cercana por otros investigadores, proporcionan pistas adicionales, y podrían indicar que el área fue capaz de sustentar la vida humana en el momento en que los primeros colonos podían haber estado de paso, según los autores. Aún así, los autores dicen que sigue siendo necesaria evidencia arqueológica de la actividad humana para confirmar que este camino desempeñó un papel importante en el poblamiento de las Américas.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.