Este reptil, anterior a los dinosaurios, habitó Guadalajara cuando todos los continentes estaban unidos

Parahenodus atancensis. / Eloy Manzanero / UNED

Cuando los primeros dinosaurios comenzaron a ocupar el Supercontinente Pangea, hace 235 millones de años, las costas del antiguo Mar de Tetis ya estaban habitadas por numerosos grupos de reptiles acuáticos. Uno de ellos estaba formado por los placodontos, un linaje de reptiles extinto que vivió en lo que hoy es el pantano de El Atance en Sigüenza (Guadalajara, España) y cuyos caparazones recordaban lejanamente a las tortugas.

Hasta ahora, sin embargo, el registro de este grupo en la península ibérica era escaso y poco informativo, pero un nuevo estudio publicado en Papers in Palaeontology, describe una nueva especie a partir de un cráneo de placodonto del Triásico Superior de Guadalajara: Parahenodus atancensis.

Los investigadores, de la Universidad Nacional de Educacion a Distancia (UNED, España) lo emparentan con el placodonto Henodus chelyops, del Triásico Superior de Alemania, que se ha considerado tradicionalmente como un animal especialmente extraño, cuyo modo de vida y alimentación era muy diferente al de otros placodontos, que daba lugar a una morfología craneal altamente especializada. Debido a esto, y aunque se conoce desde los años 30 del siglo XX, las relaciones de parentesco de Henodus con otros placodontos se han considerado problemáticas.

El cráneo de Parahenodus atancensis presenta numerosos caracteres intermedios entre los de Henodus chelyops y los de otros placodontos, lo que permite observar cómo fue el proceso de especialización de Henodus, así como hacer una propuesta sobre las relaciones de parentesco de los placodontos.

Además de los restos de Parahenodus, en El Atance se han hallado restos de otros reptiles marinos bien conservados que se encuentran en estudio. Los autores del trabajo opinan que este yacimiento permitirá tener una imagen mucho más precisa de lo que fueron las costas suroccidentales del Tetis a finales del Triásico.

Según la teoría del ciclo supercontinental, cada 400-500 millones de años (Ma) todas las masas de tierra emergidas se unen, formando un supercontinente. El más conocido es también el más reciente: Pangea, que existió hace entre 300 y 200 millones de años. También están aceptados, mucho más atrás en el tiempo, Rodinia (1.100-750 Ma), Columbia (1.800-1.500 Ma) y Kenorland (2.700 Ma). Sin embargo, el continente que pecedió a Pangea, que recibe el nombre de Pannotia, todavía no ha logrado el concenso científico. El mes pasado, Damian Nance, geólogo de la Universidad de Ohio (EE.UU.) que propuso por primera vez esta teoría en la década de 1980, rompía una lanza a favor del reconocimiento de Pannotia, afirmando que está en peligro de ser ignorado. Según este científico, el continente existió hace 600 millones de años.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.