Tratamiento experimental logra crear neuronas por primera vez

Wikimedia Commons 

Mientras que otros órganos del cuerpo humano como el hígado o la piel tienen la capacidad de regenerarse, el cerebro de un adulto es bastante malo para ese proceso. Solo algunas regiones forman nuevos tipos de células cerebrales pero de manera muy limitada, porque lo que una vez perdida una neurona esta se fue para siempre.

Sin embargo un grupo de científicos chinos podría cambiar ese inconveniente. Hongkui Deng en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Pekín en China y sus colegas han desarrollado un cóctel de fármacos que, cuando se inyectan en el cerebro de ratones, parece convertir los astrocitos en neuronas nuevas y activas capaces de conectarse con otras células. La investigación ha si pre-publicada en el sitio bioRxiv.


La enfermedad de Alzheimer, que ataca a las neuronas, podría ser tratada con esta nueva técnica
Wikimedia Commons

Los astrocitos son células en forma de estrella que apoyan a las neuronas y la función cerebral. Estos son una fuente útil de neuronas potenciales, dice Deng, porque son resistentes y abundantes. "Hay 10 veces más astrocitos que neuronas, y mientras las neuronas mueren en un accidente cerebrovascular, los astrocitos que los rodean sobreviven", afirma.

Los químicos en el cóctel activan los genes que efectivamente borran la identidad de una célula y establecen una nueva, dice Deng. En su último estudio, el equipo probó el cóctel en ratones vivos. Alrededor de ocho semanas después, cuando analizaron porciones de sus cerebros, descubrieron que entre el 80 y el 90% de los astrocitos en el sitio de la inyección habían comenzado a parecerse a las neuronas.

Las células habían cambiado de forma, mostraban cambios en la actividad de los genes y enviaban señales eléctricas de la misma manera que las neuronas regulares. Sin embargo, aún no se sabe qué “tan neuronas” son estas células. "Es poco probable que tengan un 100% de coincidencia", dice Deng. Pero el tratamiento parecía ser seguro: los ratones aún tenían una buena combinación de tipos de neuronas, y ninguno de los animales desarrolló problemas de salud, dice.

Parkinson o Alzheimer

"Si (los resultados) son correctos, sería absolutamente increíble y tiene muchas aplicaciones potenciales y consecuencias emocionantes", dice A News Scientist, Matthew Grubb en King's College London. "Si tienes un cerebro en proceso de degeneración, con por ejemplo la enfermedad de Alzheimer, y podrías lograr que el cerebro regenere las neuronas por sí mismo, sería un gran paso adelante", añade.

Los investigadores planean probar el cóctel en ratones que sufrieron un derrame cerebral y esperan que los fármacos permitan que los astrocitos cercanos se conviertan en neuronas y ayuden a la recuperación.

Si funciona, entonces el cóctel ofrece alguna esperanza de reemplazar las neuronas destruidas por el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson. Pero será difícil predecir los efectos que el tratamiento podría tener en los humanos, dice Grubb. Aunque podría restaurar la capacidad de formar nuevas memorias, por ejemplo, es poco probable que recupere las que ya fueron perdidas. Otro desafío será la gran cantidad de células perdidas en enfermedades neurodegenerativas, dice Roger Barker en la Universidad de Cambridge. "En el Parkinson, se pierde un cuarto de millón de células de ambos lados del cerebro".

Potenciales complicaciones imprevistas

Antes de que el enfoque de Deng pueda ser probado en humanos, debemos asegurarnos de saber exactamente qué tipos de neuronas es probable que produzca, dice Grubb. Por ejemplo, crear demasiadas neuronas del tipo que excite a sus vecinos podría desencadenar epilepsia, dice. Además, se necesitarían diferentes tipos de neuronas para tratar cada trastorno cerebral: el Parkinson, por ejemplo, implica particularmente la muerte de las neuronas que producen dopamina.

Si el tratamiento se puede utilizar para estimular la sustancia gris en ciertas áreas de cerebros sanos, también puede proporcionar una forma de mejorar habilidades como la memoria, aunque esto probablemente conlleve riesgos. "La posibilidad de que esto sea peligroso es mayor a los beneficios potenciales", dice Grubb. "Tendrás que tener un control extremadamente bueno sobre qué células estás programando, hacia dónde irán y a qué células se conectarán", finaliza.

Anteriormente ya se han realizado pruebas con ratones para averiguar la efectividad de los tratamientos dirigidos a enfermedades neurodegenerativas. En febrero de este año, un equipo de investigadores estadounidenses descubrió una nueva terapia para hacer retroceder el Alzheimer en ratones. Se espera que la terapia pueda tratar con éxito la enfermedad den humanos.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.