Otros 5 volcanes que debemos vigilar... y dos de ellos están en Latinoamérica

Wikimedia Commons

La reciente destrucción causada por la actividad de los volcanes Kilauea en Hawái y Volcán de Fuego en Guatemala, ha hecho que el público le preste mayor atención a esas montañas silenciosas y aparentemente tranquilas. Por eso, algunas personas se hacen la pregunta ¿qué otros volcanes debemos vigilar de cerca?

De acuerdo a lo publicado por los vulcanólogos Ralf Gertisser, Katie Preece y Sylvain Charbonnier el año pasado en The Conversation, existen otros 5 volcanes a los que debemos estar vigilando de cerca además del Kilauea:

Kirishima, Japón

Japón e Indonesia están ubicados en el Cinturón de Fuego del Pacífico, el cual concentra cerca del 90% del total de la amenaza volcánica global, por lo tanto es entendible que aparezcan entre los primeros lugares.  

De los volcanes que tiene Japón, uno de los menos conocidos pero más activos es el Kirishima, el cual consta de es varios conos volcánicos con erupciones registradas desde el año 742. Recientemente, el año 2011, el cono Shinmoedake causó la erupción más grande en 50 años. Shinmoedake entró en erupción por primera vez en seis años en octubre del año pasado, con plumas blancas que se elevaban 200 metros por encima del borde del cráter. Actualmente, el nivel de alerta permanece elevado.


Wikimedia Commons

Merapi, Indonesia

El Merapi es uno de los volcanes más peligrosos de Indonesia debido a sus frecuentes erupciones y pendientes densamente pobladas. Una de sus últimas erupciones causó casi 400 muertos el 2010 y ya ha sido considerada como la más mortífera de este siglo. Algunos expertos dicen que una nueva erupción podría comenzar en cualquier momento, pero por ahora el volcán no presenta mayor actividad.


Wikimedia Commons

Öræfajökull, Islandia

Este volcán no lo parece a simple vista porque está cubierto de hielo. Pero ha entrado en erupción dos veces desde los primeros asentamientos de Islandia, incluida la erupción explosiva más grande del país en 1362 y otra en 1727-28. En ambos casos, las erupciones fueron seguidas de mortíferas inundaciones, ya que el agua de deshielo de los lagos subglaciales en la montaña se liberó repentinamente.


Wikimedia Commons

Öræfajökull “Glacial del Baldío”, parece estar despertando. Pequeños temblores sísmicos dentro del volcán han sido registrados desde agosto de 2017 y, en noviembre, apareció una depresión en la superficie del hielo dentro del cráter principal, un fenómeno que generalmente es causado por el hielo que se derrite debajo de la superficie a medida que aumenta el calor.

Popocatépetl, México

La "montaña humeante" de México, se encuentra a 70 km al sureste de la Ciudad de México y es el volcán más activo del país. El volcán está actualmente en erupción, como lo ha hecho intermitentemente desde 2005, con crecimiento de cúpula de lava, explosiones, penachos de ceniza de hasta unos pocos kilómetros de altura y caída de cenizas menores en las áreas circundantes.


Pixabay

Villarrica, Chile

El volcán Villarrica de 1847 metros de altura, está cubierto de nieve y es uno de los pocos volcanes del mundo con un lago de lava activo. Desde mediados de noviembre de 2017, se ha documentado un aumento gradual de la actividad sísmica y del lago de lava, que produce fuentes de lava de hasta 150 metros de altura.


Wikimedia Commons

Para los investigadores, estos son los volcanes que deben ser constantemente monitoreados durante los próximos meses. Pero la actividad volcánica podría comenzar en cualquier otro lugar (tal y como ocurrió en Guatemala), y por eso, no está demás prestar atención a los volcanes Nevado del Ruiz en Colombia, el Ubinas en Perú, el Chimborazo en Ecuador o el Calbuco en Chile. Pero sobre todo, realizar las labores adecuadas de prevención.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.