OMS toma medidas frente al extraño virus Nipah que ya ha matado 17 personas en la India

Wikimedia Commons

A comienzos de mayo una extraña enfermedad comenzó a afectar a los pobladores del estado sureño indo de Kerala y mató a 17 personas. El causante fue un casi desconocido virus llamado Nipah, y aunque el brote parece estar bajo control ha llamado la atención de la Organización Mundial de la Salud.

Muchos de los expertos enfermedades consideran que Nipah es el virus "emergente" más aterrador y que causa mayor preocupación desde la desastrosa epidemia de Ébola de 2014. No es coincidencia que la OMS lo tenga como uno de los ocho virus prioritarios para los que se debe desarrollar una vacuna.

De acuerdo a The New York Times, la infección por Nipah produce síntomas de gripe, como fiebre, dolores corporales y vómitos, que a menudo progresan a síndrome respiratorio agudo y encefalitis, o inflamación cerebral. Algunos sobrevivientes muestran efectos neurológicos persistentes, incluidos cambios en la personalidad.

El último brote en Kerala ha causado preocupación porque nunca se había visto el virus de Nipah en esa región, el último brote humano conocido fue el Bangladesh a 2.600 kilómetros de distancia. La tasa de mortalidad ahora puede ser más alta que el promedio y ahora el virus puede estar aprendiendo a volar.

El virus Nipah fue descubierto en una ciudad de ese nombre en Malasia en 1999, cuando 105 personas murieron a causa de una misteriosa inflamación cerebral. La investigación reveló que los murciélagos frugívoros son portadores del virus sin enfermarse y que infectó a cerdos cuando estos comieron frutas que habían sido dejadas por los murciélagos. El virus, luego, saltó a los humanos desde los cerdos. Desde aquella vez, el virus Nipah ha estado infectando personas al oeste de Bangladesh, usualmente cuando bebía savia de palma infectada.


Autoridades llevando a cabo labor de concientización en Bangladesh
Flickr

La cepa Bangladesh del virus

El brote de Kerala es preocupante porque, a diferencia de Malasia, la infección se ha dado de humano a humano. Además, los casos en los que el virus infectó los pulmones han sido pocos. Sin embargo eso ha cambiado, dice a New Scientist Daniel Lucey de la Universidad de Georgetown en Washington DC. "En Bangladesh, la pulmonía y la tos son mucho más comunes y también hay transmisión de persona a persona", explica.

Este tipo de transmisión es lo que hace peligrosa a esta cepa en particular. Para causar una epidemia, cada persona infectada debe trasmitir el patógeno a más de una, en promedio. El Nipah alcanza solo el 0.48. Pero algunas personas parecen infectar mucho más que el promedio, lo que sugiere que el virus puede estar mutando para hacerse más agresivo.

Todavía no sabemos cómo sucede eso. Pero el Nipah, al igual que el Ébola, por lo general se propaga a través de los fluidos corporales; sin embargo, algunos casos, dice Lucey, parecen haberse propagado a través de gotitas en el aire. Si el Nipah evoluciona para hacer eso más a menudo, podría convertirse en epidemia más fácilmente.


Los murciélagos de la fruta son los vectores del virus
Wikimedia Commons

Aún estamos a tiempo

La buena noticia es que después del brote de Ébola de 2014, la comunidad de salud global ha realizado esfuerzos para catalogar e impulsar la investigación de tratamientos para los virus más preocupantes, incluido el Nipah. Por ejemplo en Australia, se fabricó un tratamiento de vanguardia, un anticuerpo antiviral específico que podría enviarse a Kerala. Llegó después de que el virus ya había sido contenido, pero India lo mantiene para la próxima vez.

Y días después de que India diagnosticara el brote, la Coalición para las Innovaciones de Preparación Epidémica (CEPI, por sus siglas en inglés), también creada tras el Ébola, otorgó a las compañías de vacunas estadounidenses 25 millones de dólares para probar y producir una vacuna contra el Nipah.

La subvención ya estaba planeada, y pronto debería ir seguida de más, dice el CEO de CEPI, Richard Hatchett. El Nipah, al igual que el Ébola, golpea a un pequeño número de personas pobres de forma impredecible, por lo que las vacunas son difíciles de probar, y hay pocos incentivos económicos para desarrollarla. El CEPI apunta a contrarrestar eso.

Vrius como este han hecho que, por ejmeplo, el director de la OMS advierta hace unos meses que el mundo está bajo riesgo una epidemia global. Principalmente por la apatía de las autoridades para descuidar el sector salud.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​ 

 

Novedades

Nuestro reportero del futuro Juan Scaliter, autor de "Exploradores del futuro" y "La Ciencia de los Superhéroes", viaja cinco años hacia adelante y nos envía la primera de sus historias sobre todo lo que presencia desde la perspectiva de una familia común y corriente.

La otra vida de Pi: el transporte del 2025

Al cumplirse casi cinco años de iniciada la pandemia, los autos privados son prohibidos, la inteligencia artificial invade el transporte, y la energía solar amenaza a la energía eléctrica

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.