Existe un YouTube, un Twitter y una Wikipedia de ultraderecha, y están llenos de discursos de odio

El logotipo de Gab.

En los últimos años, y con la universalización de las herramientas de comunicación digitales, los discursos de odio empezaron a invadir uno de los campos más usados por la gente de todo el mundo para hablar de política: las redes sociales. Unas más que otras, las plataformas modificaron sus algoritmos para filtrar tales manifiestos y establecieron mecanismos para reportar lo que podrían ser mensajes poco amigables o discriminatorios.

Hoy, sin embargo, un mundo alternativo que pocos conocen en su cómoda burbuja social sí le da espacio a los discursos de derecha y derecha extrema; una de ellas, por ejemplo, albergando al menos el doble de mensajes de odio de los que se pueden encontrar en Twitter (red que ya ha sido criticada por su bajo nivel de filtro respecto a sus pares). Y se llama Gab.


Así se ve la Home de Gab.

¿Qué es la derecha alternativa?

La derecha alternativa (alt-right en inglés) es un conjunto de ideologías de derecha y extrema derecha de origen estadounidense que rechazan a los conservadores que han asumido ideales considerados progresistas y tiene gran actividad en internet.

Bajo el lema de “La red social de la libre expresión”, Gab, una suerte de Twitter de derecha por su formato bastante similar a la red de los trinos, es el refugio de todos los mensajes de odio prohibidos o levantados de las redes mainstream, de acuerdo a un análisis de 18 meses de más de 22 millones de posts de 336.752 usuarios.

Análisis de Gab: entre lo mainstream y 4chan

Un equipo de la Universidad Tecnológica de Chipre analizó a Gab usando los términos de Hatebase, una base de datos usada por organizaciones gubernamentales y no-gubernamentales para monitorear el alcance de los discursos de odio.

Uno en 20 posts analizados por los investigadores incluyeron palabras recogidas por Hatebase, un 2.4 del índice de Twitter. Esta media fue la mitad de lo que se podría ver en el canal /pol/ (políticamente incorrecto) de 4chan.org, una notoria plataforma de mensajes anónimos (conocido hogar de trolls de diversa índole).


Inicio de Gab.

Pese a que Gab se presenta bajo el lema de ser una alternativa a las redes sociales mainstream, los investigadores hallaron que YouTube y Twitter fueron parte de uno en 10 enlaces compartidos en el sitio.

Por supuesto, una de las web más compartidas de Gab fue Breitbart, un sitio de noticias de la llamada derecha alternativa, conocido como el Huffington Post de la derecha. Otro de los sitios frecuentes en ser posteado fue el Daily Stormer, un noticiario abiertamente de derecha, más popular en Gab que el Washington Post.

Sitios como Gab.ai han surgido a partir de la tendencia de las principales redes sociales de suprimir en la medida de lo posible los mensajes de odio.


PewTube, la plataforma de videos de derecha alternativa.

Pero la cosa no acaba ahí: también están PewTube, el YouTube de la derecha, con mensaje y descripción similar a Gab, y que acumula ya unas 5 millones de reproducciones de videos y 22.000 canales. La mayor diferencia con YouTube es que esta plataforma requiere de un pago de suscripción y se solventa con aportes voluntarios, tanto en moneda convencional como en criptomoneda.

Están también en la familia WrongThink, el ‘gemelo’ de derecha extrema de Facebook. Y Hatreon, que permite participación a personas retiradas de la plataforma de micromecenazgo Kickstarter y Patreon.


El Facebook de derecha se llama WrongThink.

Wikipedia tampoco se salva: Infogalactic es su clon de derecha extrema. Todos ellos con la misma consigna: brindar una plataforma para pensamientos que normalmente son incorrectos y censurados en las redes sociales más populares por las estrictas medidas contra los discursos de odio.

En el camino han encontrado varios baches. Apple App Store y Google Play han levantado a sus aplicaciones de sus catálogos. Pero aun así continúan, pese a los últimos problemas reportados por sus creadores (los últimos días Gab reportó una conspiración de izquierdistas para sembrar usuarios neonazis para ensuciar su red).


Hatreon, el Kickstarter de derecha.

Para Gab, “la única forma de censura válida es la forma en la que un individuo opta por sí mismo a hacerse a un lado”.  

 

Daniel Meza
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.