La supercomputadora más poderosa del mundo ya no es de China

OLCF at ORNL / Flickr

El Laboratorio Nacional Oak Ridge de EEUU anunció el lanzamiento de Summit, una supercomputadora con una capacidad de 200 petaflops, que supera la potencia del superordenador chino Sunway TaihuLight.

Dado que algunas tareas científicas y técnicas, como la simulación precisa de procesos físicos, requieren una gran potencia de cálculo, no pueden realizarse en una o incluso cientos de computadoras convencionales. Para ello se utilizan supercomputadoras, que constan de miles de poderosos ordenadores con docenas de núcleos computacionales en cada una. 

Tradicionalmente, las computadoras americanas y japonesas se llevaban el título de los superordenadores más potentes, pero desde 2013 los chinos han liderado el ranking. Primero fue Tianhe-2 con una capacidad de 54,9 petaflops, y desde 2016 Sunway TaihuLight con una capacidad de de 93 petaflops. Ahora el título de la supercomputadora más poderosa del mundo pasó a Summit, construido en el Laboratorio Nacional de Oak Ridge y con una capacidad de 200 petaflops.

Uno de los 4608 servidores de supercomputadora Summit
Oak Ridge National Laboratory

El nuevo supercomputador consta de 4.608 servidores IBM AC922. Cada servidor tiene dos procesadores IBM Power9 de 22 núcleos y seis aceleradores de video NVIDIA Tesla V100. Además, el servidor tiene 512 GB de memoria DDR4 y 96 GB de memoria con gran ancho de banda. Los datos entre los servidores se transfieren a través de conmutadores con un rendimiento bidireccional de 100 GB por segundo. La supercomputadora se ejecuta bajo el sistema operativo Red Hat Enterprise Linux 7.4. Debido a la gran cantidad de servidores potentes, la supercomputadora consume 13 megavatios. 
Algunos proyectos de investigación podrán usar el poder de la supercomputadora este año. Entre ellos, los desarrolladores destacan FLASH, que simulará la explosión de una supernova en diferentes escalas.

El año pasado, lingüistas de la Universidad de Ohio se unieron con el Centro de Supercomputación de Ohio  (EEUU) para trabajar en el proyecto de Low Resource Languages ​​for Emergent Incidents, LORELEI. El objetivo de este proyecto era realizar un estudio eficaz y rápido de gramáticas de idiomas raros para el seguimiento posterior de desastres, informó un comunicado de prensa en el sitio del referido centro de supercomputación.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.