No necesitarás licencia para pilotear este auto volador [VIDEO]

Kitty Hawk 

Larry Page, uno de los fundadores de Google, anunció el año pasado que había invertido 100 millones de dólares una nueva startup llamada Kitty Hawk, la cual diseñaría y fabricaría un auto volador. Ahora, la compañía ha mostrado a la prensa las primeras imágenes de su prototipo, para el cual no se necesita licencia de piloto.

De acuerdo a lo publicado por el sitio web de tecnología, The Verge, el vehículo volador llamado Flyer es totalmente eléctrico y ha sido diseñado para volar sobre el agua. Además pesa solamente 115 kilos y tiene 10 propulsores a batería que pueden ser controlados por dos mandos joysticks.


Uno de los primeros prototipos de la compañia de Larry Page
Kitty Hawk 

“Parece algo así como un trineo montado en un par de pontones rodeado de un montón de rotores de drones”, dice Andrew J. Hawkins para el portal tecnológico, quien además agrega que “no está diseñado para volar a través de las nubes” ya que solo permite una elevación máxima de 3 metros y una velocidad máxima (limitada por el sistema de control de vuelo) de 32 km/h.

Aunque la compañía bautizada con el nombre del primer avión de los hermanos Wright aún no ha confirmado el precio del Flyer o si ha recibido algún pedido, sí ha comentado que las personas que estén interesadas en adquirirlo pueden completar un formulario en línea y unirse a una lista de espera.  

También dijo que los potenciales clientes podrían aprender a volar en solo minutos, aunque “cuanto más entrenen, mejor”. Sin embargo eso se contradice con lo recogido por Hawkins quien dijo que el YouTuber Casey Neistat había ido a hacer unas tomas con el vehículo, pero que había estado entrenando durante dos horas.

Otros autos voladores

El Flyer no es el único producto de Kitty Hawk. También está trabajando en el Cora, un avión eléctrico de dos asientos con 13 rotores que pueden despegar y aterrizar verticalmente y está diseñado para dar un servicio de taxi aéreo. La compañía recientemente llegó a un acuerdo con el gobierno de Nueva Zelanda para probar taxis aéreos autónomos con certificación oficial en el país.

Así mismo, al menos otras 19 compañías están desarrollando autos voladores, entre las que se incluyen gigantes como Boeing y Airbus, o recién llegados como Uber. Esta pultima compañía celebró recientemente su segunda conferencia anual Elevate y ha logrado importantes avances en conjunto con otros fabricantes de aviones, firmas de bienes raíces y reguladores para mejorar sus posibilidades de desarrollar un servicio de taxi aéreo totalmente funcional.

Sin embargo, los autos voladores todavía enfrentan grandes retos. Los expertos sugieren que la ingeniería y los obstáculos regulatorios pueden evitar que este tipo de vehículos despeguen de una manera significativa. En pocas palabras, no hay aviones eléctricos, o incluso aviones híbridos de gas y electricidad, en operación comercial en la actualidad. Volar requiere una cantidad increíble de energía, y las baterías actuales simplemente no ofrece la relación potencia-peso necesaria para lograr el despegue. La mayoría de los expertos predicen que pasarán años, si no décadas, antes de que la tecnología sea una realidad.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.