Paraguay, primer país americano libre de malaria desde 1973

Pixnio

Paraguay está oficialmente libre de malaria. La buena noticia fue recientemente certificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y se trata del primer país en las Américas en lograr erradicar esta enfermedad, también llamada paludismo, desde Cuba lo hiciera en 1973.

En el 2016, la OMS identificó al país latinoamericano como uno de los 21 estados con potencial para eliminar la malaria para 2020, una fecha que se ha adelantado dos años. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de 1950 a 2011, Paraguay elaboró de manera sistemática políticas y programas para controlar y erradicar esta enfermedad, causada por parásitos de la familia Plasmodium que se transmiten a las personas a través de las picaduras de mosquitos hembra infectados del género Anopheles. Este ha sido un importante reto de salud pública para un país que notificó más de 80.000 casos de la enfermedad en la década de los 40. El último caso de la enfermedad se registró en Paraguay en 2011, año en el que se lanzó un plan quinquenal para consolidar los avances, prevenir nuevas transmisiones y prepararse para la certificación de la eliminación.

Finalmente, en abril de 2018, el panel independiente de certificación de la eliminación de la malaria de la OMS concluyó que en la nación sudamericana se había interrumpido la transmisión autóctona durante los tres años requeridos y que el país tenía la capacidad para prevenir el restablecimiento de la transmisión. Los expertos destacaron la calidad y la cobertura de los servicios de salud en Paraguay, la conciencia del personal de salud que proporciona atención directa para la malaria, la disponibilidad universal de tratamiento médico gratuito y un sólido sistema de vigilancia.

 

PAHO TV

En Sudamérica, los casos de malaria bajaron 62 % y las muertes por la enfermedad disminuyeron 61 % entre 2000 y 2015. Sin embargo, el aumento de los casos notificados en varios países en 2016 y 2017 indica que subsisten importantes desafíos, entre ellos el diagnóstico, el tratamiento y la investigación de casos, en particular en zonas remotas. Entre 1960 y 1973, se certificó la eliminación de la malaria de siete países y territorios de las Américas: Cuba, Dominica, Granada, Jamaica, Santa Lucía, Trinidad y Tobago y el norte de Venezuela. “Logros ejemplares como el de Paraguay muestran lo que es posible. Si se puede eliminar la malaria en un país, se puede eliminar en todos”, afirmó el director general de la OMS en una declaración.

Según la OMS, cerca de la mitad de la población mundial está expuesta a la malaria. Solo en 2015 hubo unos 212 millones de casos de contagio, que costaron la vida a 429.000 personas. La intensificación de las medidas de prevención y control se ha traducido en una reducción de las tasas de mortalidad del 29% en todo el mundo desde el 2010, pero el África subsahariana sigue soportando una parte desproporcionadamente elevada de la carga mundial de esta enfermeadad: en 2015, esta región sufrió el 90% de los casos y el 92% de las muertes. 

Beatriz de Vera
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.