Este dron ‘dragón’ es diferente: míralo moverse en el aire [VIDEO]

¿A quién no le encantan los drones? Son geniales, aunque desde su creación han aparecido tantos cuadricópteros convencionales que poco a poco la sorpresa se ha ido desvaneciendo. Felizmente, unos ingenieros japoneses de la Universidad de Tokio han pensado fuera de la caja y crearon algo maravilloso que juega con la mitología y el futurismo: un nuevo dron que nos recuerda al fantástico dragón. De esto dio cuenta el portal Digital Trends.

El dragón, proveniente del latín draco, es un ser mitológico que aparece en diversas formas en varias culturas de todo el mundo, con distintos simbolismos asociados. Existen dos tradiciones principales sobre dragones: la europea, proveniente de Grecia y Oriente Próximo, y los orientales, de origen chino y conocidos también en Japón, Corea y otros países asiáticos. Ambas tradiciones surgieron probablemente de forma independiente, aunque se han influido mutuamente. También existe una alusión bíblica, donde se hace referencia a Satanás como el gran dragón.

El nombre del dron (formado por varios drones), sin embargo, tiene poco de mitológico: Dual-Rotor embedded multilink Robots of multi-degree-of-freedom aerial transformation (Dragon) o robots multienlace de rotor dual incrustados de transformación aérea de multiple grado de libertad. El robot volador es, en otras palabras, una fila de drones flotando en el aire. En este caso, usa una serie de módulos con dos propulsores en forma de ventilador cada uno para ayudar a maniobrar en el aire con culebreo de naturaleza sorprendente.

 

Un culebreo aéreo natural

Cambiando la dirección de los propulsores se genera un impulso vectorizado: el dron dragón es capaz de realizar una gama bastante amplia de movimientos de dinámica distinta en el aire, cambiando de forma dependiendo de lo que requiere hacer. No necesita tener contacto con el suelo, por lo que la libertad de movimiento es aún mayor que otros robots de multienlace en dos aspectos: movilidad y habilidad de manipulación.

La movilidad significa que el robot puede moverse en ambientes complejos, como por ejemplo, pasar espacios delgados como una serpiente. Tal habilidad podría ser bastante útil en inspecciones y tareas rescate en casos de desastres. La habilidad de manipulación, por otro lado, significa que el robot podría funcionar como un brazo humano, potenciado por unas pinzas para darle la habilidad de coger cosas con la precisión y flexiblidad de una verdadera extremidad superior humana, o aún mejor.

Al momento, la batería solo permite al dragón robótico contornearse en el aire por tres minutos, aunque esta autonomía puede ser mejorada. El robot en su conjunto puede resistir hasta 12 módulos, ganando una agilidad y destreza para los cambios de forma sin precedentes.

Luego de perfeccionar al dragón, los científicos esperan crear un modelo multi-extremidades con el mismo esquema. El robot entonces podría no solo volar sino también caminar, lo que beneficiaría al conjunto en términos de ahorro de energía. El último objetivo de los ingenieros japoneses de esta historia es crear un humanoide volador, una suerte de Iron Man no tripulado.

Con similares fines, hace poco ingenieros franceses crearon un cuadricóptero que puede cambiar su forma durante el vuelo y colocar todos los rotores en una línea. Gracias a ello su ancho se reduce a casi la mitad, lo que le permite volar a través de espacios estrechos. Los drones no solo hacen formas fantásticas experimentales, si no también abordan problemas reales como la violencia gracias a la inteligencia artificial. Investigadores del Reino Unido e India han desarrollado un sistema basado en drones, que puede detectar acciones violentas entre personas. 

Daniel Meza
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma:www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.