Los caballos son capaces de relacionar las emociones de la cara y de la voz de una persona

Nakamura et al. / Scientific Reports 2018

Científicos japoneses han descubierto que los caballos son capaces de relacionar la emoción humana en la cara con la emoción expresada en la voz. La capacidad de la percepción emocional transmodal (la manera en la que el cerebro interpreta la información que puede ser recibida por varios canales a la vez) de los caballos se demostró a través de un experimento, según Scientific Reports.

Para una percepción efectiva de las emociones, una persona puede usar varios sistemas sensoriales: se puede identificar a una persona que llora tanto oyéndola como mirándola. En el sistema conceptual humano, por lo tanto, la emoción es un concepto transmodal, es decir, un concepto que puede percibirse a través de diversas modalidades sensoriales.

Se conoce que no solo las personas pueden reconocer las emociones de manera efectiva. Los caballos, por ejemplo, no solo pueden determinar la emoción en la cara de una persona, sino también recordarla, y luego usarla para evitar el contacto con alguien que pueda dañarle. Sin embargo, hasta ahora no se había obtenido datos de que la percepción de las emociones por parte de los caballos era transmodal.

Los científicos de la Universidad de Tokio (Japón) bajo el liderazgo de Kosuke Nakamura decidieron ocuparse de esto. Durante el experimento, mostraron a los caballos (había un total de 19) la imagen de una persona que expresaba alegría o enojo. Después de la foto pusieron un audio con la voz de la persona correspondiente en un altavoz, instalado en frente de la pantalla. Asimismo, la voz podía coincidir o no con la emoción expresada en la imagen. Para cada caballo se usaron fotos de su dueño, así como una imagen de otra persona del mismo sexo.

Los resultados mostraron que los caballos miraron en promedio 150 segundos más a la cara alegre de la persona con una voz enojada, y unos 50 segundos más cuando se mostraba una voz feliz detrás de una cara triste. Sin embargo, este efecto se observó, principalmente, en aquellos casos en que el caballo miraba la cara de su dueño.

 

 

La diferencia en el tiempo de reacción al ver los estímulos cuando se usan fotos de los dueños (azul) y extraños (naranja). /Nakamura et al. / Scientific Reports 2018

En base a los hallazgos, los científicos concluyen que la percepción emocional de los caballos en el proceso de domesticación y la estrecha comunicación cooperativa con las personas se ha vuelto transmodal. Los resultados también mostraron que esto se da con los dueños de los caballos, pero no con los extraños: los autores sugieren que esto se debe a que los caballos no pueden reconocer a un extraño y correlacionar su voz con su fotografía.

Por otro lado, cualquier persona que haya tenido una mascota ha notado que éstas, especialmente si son perros, experimentan algo parecido a los celos cuando sus amos centramos nuestra atención en otra persona o animal. Aunque desde el punto de vista científico es difícil estudiar las emociones de las mascotas (tenemos sesgos y solemos a antropomorfizarlas), los resultados de las investigaciones están comenzando a sugerir que los celos, al menos, son una emoción primordial que compartimos con otros animales sociales, particularmente perros y primates.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.