Ya se sabe cuál será el núcleo del próximo gran terremoto en la Falla de San Andrés

Árboles secos en el Mar de Salton. /Wikipedia

El lugar del próximo gran terremoto en la Falla de San Andrés (California, EE.UU.), ocurrirá en su extremo sur, concretamente un tramo cubierto de limo por una inundación a principios del siglo XX cerca de la pequeña ciudad de Salton. En 1905, el río Colorado, crecido por las fuertes lluvias y el deshielo, se elevó en un lecho seco a lo largo de la falla de San Andrés y formó el Mar de Salton. Las aguas de la inundación sumergieron la mayor parte de la ciudad, junto con tierras tribales cercanas, además de cubrir de limo un tramo clave, sísmicamente activo, de la punta sur de la falla de San Andrés, ocultando evidencia de su potencial volatilidad.

Susanne Jänecke, geóloga de la Universidad Estatal de Utah (EE.UU.), comenzó a formular hipótesis sobre la ubicación y la geometría de la zona de falla oscurecida por los sedimentos hace más de una década, y tras obtener fondos del Centro de Terremotos del Sur de California en 2011, se embarcó con su equipo en la tarea de documentar el área de interés con mapeo y análisis geológicos.

La investigación reveló una zona de unos 25 kilómetros de longitud con dos fallas maestras casi paralelas y cientos de fallas cruzadas similares a escalones más pequeñas, bautizada por los científicos como "Durmid Ladder”. El extremo sur de la falla de San Andrés cambia gradualmente a la zona sísmica de Brawley, similar a una escalera. La estructura tiende al noroeste, extendiéndose desde el rastro principal bien conocido de la falla de San Andrés a lo largo de la costa noreste del Mar de Salton, hasta la recientemente identificada zona de falla de la costa este en el extremo opuesto de San Andrés. Los futuros terremotos en esa zona o cerca de la falla de San Andrés podrían desencadenar una cascada de terremotos que conduciría al terremoto más importante que los científicos esperan a lo largo de la zona de falla de San Andreas, dicen los autores del trabajo, publicado en Lithosphere

"Afortunadamente, la continuación septentrional del filamento de la costa este recién identificado de la falla de San Andrés está más lejos de los principales centros de población de lo que pensábamos al principio", dice Jänecke: "La falla se encuentra a lo largo del borde este del Valle de Coachella. Además, la roca rota a lo largo de la estructura de la escalera podría amortiguar los temblores de tierra asociados con el próximo gran terremoto". Durmid Ladder también presenta un aumento en el riesgo de rotura de la superficie en Durmid Hill y, si se trata de la zona sísmica de Brawley, el próximo gran terremoto podría ser mayor de lo que los científicos esperan.

Jänecke y su equipo utilizaron fotografía aérea de alta resolución y la obtención de imágenes en color falso para identificar la falla, además de imágenes geofísicas y perforación para confirmar la extensión hacia el norte e identificar la zona de falla inclinada en el subsuelo cerca de Palm Springs. Aunque los investigadores advierten de que no está claro “que los terremotos del pasado interactuaran con esta estructura, lo que hace que su comportamiento futuro sea difícil de predecir".

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.