El Reino Unido prohíbe pseudoterapias para “curar la homosexualidad”

El gobierno nombrará una autoridad de salud LGTB y tomará medidas para acabar la llamada “terapia de conversión” que busca curar la homosexualidad, todo en el marco de un plan para cumplir con un plan que Theresa May, primera ministra del Reino Unido, ha anunciado como un cambio real y duradero.

Las disposiciones, informa The Guardian, son parte de un plan de acción publicado ayer por la Oficina de Igualdad el jueves, considerando el resultado de una encuesta de personas LGTB que respondieron más de 108.000 respuestas, en lo que fue el estudio más grande de su tipo.

El plan, de 30 páginas, contiene una serie de solicitudes incluyendo respuestas policiales a incidentes de odio a LGTB, más apoyo a estudiantes y profesores LGTB y mejoras en los servicios de identidad de género para adultos transgénero.

La medida, de escala nacional y que recibirá un financiamiento de casi 6 millones de dólares, fue aplaudida por colectivos defensores de derechos LGTB británicos.

No podían ni tomarse de la mano

Realizada entre julio y octubre el año pasado, la encuesta consultó a personas LGTB sobre sus experiencias personales e interacciones con servicios públicos. De los encuestados con orientación sexual minoritaria, el 68% dijo que había evitado tomarse de las manos con su pareja del mismo sexo, mientras que el 70% dijo no ser abierto con su propia orientación sexual. La primera ministra, en comentarios publicados de forma oficial con el plan, dijo que la encuesta subrayaba la necesidad de mayor esfuerzo hacia dicha problemática.

Además, se supo que el 5% de usuarios recibió y rechazó ofertas de terapias de conversión, técnicas pseudocientíficas normalmente basadas en puntos de vista religiosos que buscan cambiar la orientación sexual de la gente. Otro 2% se había llegado a someter a dichos procesos.

El plan ofrece acabar con esas prácticas, y la Oficina de Igualdad garantizará procedimientos legales y no legales para lograr este objetivo.

Curar la homosexualidad

Las referidas técnicas a veces se llaman terapias curativas, y se basan en la idea de que ser gay, lesbiana, bisexual o transgénero es un problema mental que puede ser revertido. A menudo se utilizan métodos tradicionales de psicoterapia, algunas veces rezos, y otros métodos que pueden llegar a ser dolorosos.

Solo tres países, Brasil, Ecuador y Malta tienen leyes que prohíben expresamente este tipo de prácticas, que la casi totalidad de asociaciones psiquiátricas considera no solo ineficaces sino también muy dañinas.

Un estudio reciente determinó que los niños que crecen en familias con padres del mismo sexo no experimentan problemas de comportamiento y se desarrollan mentalmente al igual que sus compañeros criados por padres heterosexuales. Si quieres saber más qué dicen la neurociencia, el darwinismo y la genética dicen de la homosexualidad, te interesará este artículo.

Daniel Meza
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.