El curioso caso de los tres libros venenosos encontrados en Dinamarca

Uno de los tres libros venenosos
Jakob Povl Holck and Kaare Lund Rasmussen

Científicos han encontrado tres libros en la biblioteca de la Universidad del Sur de Dinamarca, con arsénico en la tapa, informa The Conversation. Probablemente, para las cubiertas se utilizaron fragmentos de manuscritos medievales, que contienen textos sobre la ley romana.

Al explorar la biblioteca de la universidad, Jakob Povl Holck y Kaare Lund Rasmussen encontraron tres libros pertenecientes a los siglos XVI y XVII. Las tapas que ocultaban fragmentos de manuscritos antiguos estaban cubiertas de pintura verde, lo que dificultaba leer por completo el texto que contenían. Por ello, los científicos llevaron los libros al laboratorio para realizar un análisis de fluorescencia de rayos X, una tecnología que permite conocer el espectro químico de un material. Rasmussen y Holck querían observar dentro de la capa de pintura y determinar la composición de las tintas y pigmentos con los cuales fue escrito el texto.

Tras el proceso, los científicos descubrieron que la pintura verde en las cubiertas del libro contenían arsénico, una sustancia extremadamente dañina que puede causar intoxicación letal. En la naturaleza, el arsénico generalmente se combina con otros elementos, por ejemplo, carbono e hidrógeno (arsénico orgánico). Sin embargo, sus compuestos inorgánicos, como el arsenito de sodio o el ácido de arsénico son los más tóxicos. En este caso, las propiedades tóxicas de la sustancia no se debilitan con el tiempo.

Según los investigadores, el pigmento verde con arsénico podría ser el compuesto inorgánico Verde de París, que era utilizado ampliamente en Europa hasta el siglo XIX, hasta que se descubrieron sus propiedades tóxicas. Los científicos creen que las cubiertas de libros podrían haberse pintado de verde para protegerlos contra insectos y plagas.

Ahora los libros venenosos están almacenados en cajas de cartón separadas en un armario ventilado. Además, los científicos planean digitalizarlos para minimizar el contacto físico.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.