Los cazadores cazados: leones matan a dos furtivos que intentaban atrapar rinocerontes en Sudáfrica

Reserva de Sibuya

En la madrugada del pasado 2 de julio, un grupo de cazadores furtivos entró ilegalmente en la reserva de Sibuya (Sudáfrica), pero corrieron peor suerte que los rinocerontes a los que pensaban atacar: seis leones acabaron con la vida de al menos dos de los cazadores. Estos iban armados con un rifle y un hacha cortadores de alambre y suministros de alimentos para varios días, “todos los sellos distintivos de una pandilla que intenta matar rinocerontes y quitarles los cuernos”, según un comunicado de la reserva.

Agentes de la policia y un equipo forense realizó el miércoles una investigación sobre el terreno para identificar a las víctimas, sin descartar que el número de muertos se eleve a tres personas. Los grandes felinos dejaron solo las partes del cuerpo ensangrentadas y parcialmente comidas.

Los cuernos son apreciados en medicinas tradicionales chinas, aunque no hay ciencia que respalde sus preciados poderes de curación. Además, ahora los cuernos se consideran un símbolo de estado, según Save the Rhino, una organización benéfica de conservación basada en el Reino Unido. Y Sudáfrica es el hogar de la mayoría de los rinocerontes en el mundo, tanto el rinoceronte negro en peligro crítico como el rinoceronte blanco casi amenazado, convirtiéndolos en un objetivo para los cazadores furtivos, que a menudo están armados con armas de fuego y otros equipos.

En 2017, los cazadores furtivos mataron a 1.028 rinocerontes en Sudáfrica, en comparación con 13 en 2007. El rinoceronte blanco del norte es una de las dos subespecies de rinocerontes blancos. Alrededor de 20 mil rinocerontes blancos del sur aún sobreviven en el sur de África, pero los del norte en África central parecen condenados. La mayoría de los que vivían en la naturaleza han sido cazados, y los que viven en cautiverio no se reproducen lo suficiente como para sobrevivir. Ahora, un estudio publicado en Nature Communications describe una técnica sacada de la ciencia ficción para traer a este animal de vuelta de la extinción: utilizar muestras de tejido congelado y esperma de los rinocerontes blancos del norte para recrear una nueva población.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.