El telescopio espacial Kepler hibernará hasta agosto para ahorrar combustible

Kepler. /NASA

Especialistas de la NASA suspendieron la operación del telescopio Kepler para ahorrar combustible y poder enviar en agosto los datos recopilados en la última campaña de observación a la Tierra. Después, se planea continuar usando el telescopio hasta que se agote el combustible, dice el sitio web de la agencia.

El observatorio espacial Kepler se encuentra en el espacio desde 2009 y se utiliza para buscar y estudiar exoplanetas. Durante los primeros tres años de operación, el aparato encontró más de 3.500 candidatos a exoplanetas. En 2013, debido a una falla en el giroscopio de Kepler, los investigadores pararon la misión durante casi un año, pero luego decidieron utilizar la presión de la radiación solar para estabilizar el dispositivo. Y en 2014 se inició una nueva fase del trabajo de Kepler, la misión K2, que continúa hasta hoy. Inicialmente, la misión fue diseñada para 10 campañas de observación, pero las reservas de combustible alcanzaron para continuar con el trabajo del observatorio cósmico. Tomando en cuenta la misión K1 y los resultados de las primeras 10 campañas de la misión K2, Kepler ya cuenta con 2.650 exoplanetas confirmados.

Ahora concluyó la 18ava misión de observación K2, que comenzó en mayo. Debido a las pocas reservas de combustible la NASA ha dado prioridad a la transmisión de los datos recogidos, y no a nuevas observaciones, por lo que Kepler estará en modo de ahorro de combustible hasta agosto y no intentará corregir su posición en el espacio. Para el 2 de agosto está programada una sesión de comunicación con la ayuda de una red espacial, y solo entonces el dispositivo se "despertará" y direccionará la antena para transmitir datos a la Tierra.

Objetivos de la 18va campaña de observación

NASA / Ames Research Center / Ann Marie Cody


Si la transferencia de datos es exitosa y las maniobras de orientación de Kepler no agotan todo el combustible, la NASA planea comenzar la próxima campaña de monitoreo el 6 de agosto. Vale recalcar que los especialistas de la NASA, planean completar 20 campañas de observación en el marco de la misión K2, a pesar de las reservas de combustible extremadamente bajas.
Después de que Kepler deje de funcionar, el telescopio espacial TESS, Transiting Exoplanet Survey Satellite, diseñado para buscar planetas en otras estrellas, lo reemplazará parcialmente. TESS jugará un rol crucial en responder una de las preguntas más antiguas de la humanidad (¿Estamos solos en el universo?) ya que podrá observar planetas fuera de nuestro sistema solar con un método llamado tránsito, el cual consiste en observar si una estrella se vuelve opaca. Si esto ocurre, entonces quiere decir que un planeta está pasando entre la estrella y el telescopio.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.