Un cocodrilo del tamaño de un coche, atrapado en Australia tras 10 años de búsqueda

Twitter

Uno de los cocodrilos de agua salada más grandes del norte de Australia, de unos 60 años de edad y mayor que un automóvil, ha sido atrapado por guardabosques cerca de los parques nacionales Nitmiluk y Kakadu, tras una búsqueda de casi 10 años.

El reptil, era un peligro para las poblaciones de la zona y ha sido llevado a vivir a una granja de cocodrilos en las afueras de la ciudad, según The Associated Press. Gran Amigo, que así le han llamado, es un macho que mide más de 4,5 metros de largo y pesa más de 590 kilogramos, según el Katherine Times, fue capturado por una trampa en una propiedad privada cerca de Katherine, Australia.

Se estima que hay 100.000 cocodrilos de agua salada en el Territorio del Norte de Australia. Hasta ahora este año, 190 de ellos y dos cocodrilos de agua dulce han sido capturados en la región de Top End, según datos publicados por el gobierno. Junto a Gran Amigo, otro cocodrilo más pequeño, que mide casi ocho pies, también fue capturado.

Los cocodrilos de agua salada (Crocodylus porosus), puede vivir de media unos 70 años, y crecer 17 pies (5,1 metros) de largo y pesar 1,000 libras (450 kilogramos). El gobierno dijo que cada año, los guardaparques capturan alrededor de 250 "cocodrilos problemáticos" del área, que no pueden ser trasladados a su hábitat natural “debido a los costos y porque pueden viajar grandes distancias para regresar a su hogar”, informa SienceAlert.

En octubre del año pasado, por primera vez, se documentó la lucha violenta de dos de los depredadores acuáticos más feroces de la naturaleza: cocodrilos y tiburones. Pese a pertenecer a mundos muy diferentes, se conocían choques entre estos dos animales con anterioridad, aunque no pasaban de la anécdota, pero ahora, un estudio exahustivo publicado en Southeastern Naturalist ha descubierto evidencias de cocodrilos disfrutando de banquetes de escualos.

Esto pasa, según investigadores de la Universidad Estatal de Kansas (EE.UU.), porque en las zonas costeras donde los ecosistemas marinos se encuentran con los estuarios, a veces los tiburones se desvian de su hábitat oceánico a la mezcla salobre de agua dulce y salada cerca de la orilla, donde pueden encontrarse con el caimán americano (Alligator mississippiensis), capaz de adaptarse a las condiciones saladas de estas vías costeras.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.