Extraer médula ósea para alimentarnos fue clave en la evolución de la mano humana

Prueba de uso de herramientas. /Universidad de Kent

Los primeros homininos participaron en una variedad de actividades relacionadas con herramientas, tales como el agrietamiento de las nueces, o el corte de la carne, actividades que influyeron en la evolución de la anatomía de la mano humana. Ahora, un artículo publicado en Journal of Human Evolution afirma que el acto de romper el hueso para acceder a la médula desempeñó un papel clave en dicha evolución y explica por qué las manos de primates son tan diferentes.

Para comprender el impacto de estas diferentes acciones en la evolución de las manos humanas, los investigadores, de la Escuela de Antropología y Conservación de la Universidad de Kent (Reino Unido), midieron la fuerza experimentada por la mano de 39 individuos durante diferentes actividades con herramientas de piedra: romper nueces, extraer médula con un martillo, producir lascas con martillo o una herramienta de piedra; para comprobar qué dedos eran los más importantes para manipular la herramienta.

Para Tracy Kivell, autor priincipal del estudio, la fuerza de craqueo de nueces puede no ser lo suficientemente alta como para provocar cambios en la formación de la mano humana, razón por la que otros primates son hábiles con esta actividad sin poseer una mano como la nuestra. Descubrieron que las presiones variaban según cada acción, y que las nueces generalmente requerían la menor presión, mientras que las lascas y el acceso a la médula exigían más fuerza. En todos los diferentes comportamientos, el pulgar, el índice y el dedo medio siempre fueron los más importantes.

Por el contrario, la fabricación de escamas de piedra y el acceso a la médula ósea pueden haber sido influencias clave en la anatomía de nuestra mano debido al alto estrés que causan en nuestras manos. Los investigadores concluyeron que comer médula, dado su beneficio adicional de alto poder calorífico, también puede haber desempeñado un papel clave en la evolución de la destreza humana.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.