México: devastador terremoto permitió encontrar templo escondido en una pirámide

Wikimedia Commons 

El 19 de setiembre del 2017, un violento terremoto sacudió el centro de México. Sin embargo, además de causar destrucción, el sismo ha ayudado a develar un antiguo templo de hace aproximadamente 800 años.

Según lo que informa el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), el terremoto ayudó a encontrar una subestructura en el interior de la pirámide de la Zona Arqueológica de Teopanzolco, en Cuernavaca, Morelos, y que posiblemente corresponde a la ocupación más antigua del sitio.

El descubrimiento

“A pesar de lo que significó el sismo, hay que agradecer que por este fenómeno natural apareció esta importante estructura que cambia la datación del sitio arqueológico”, dijo Isabel Campos Goenaga, directora del Centro INAH en conferencia de prensa, quién también comentó que el descubrimiento se realizó mientras se realizaban trabajos de restauración.

El terremoto hizo que la pirámide sufriera un considerable reacomodo del núcleo de su estructura y para evitar que la edificación sufriera más daños, los especialistas del INAH liderados por Bárbara Konieczna realizaron trabajos de recuperación, se abrieron dos pozos de sondeo, uno en el interior del templo de Tláloc y otro en el pasillo que separa los oratorios.  

Aproximadamente a dos metros debajo del nivel del piso que actualmente tiene la parte superior de la pirámide, se localizaron los vestigios de la subestructura, cuyo patrón arquitectónico es muy similar al del templo actual: muros de doble fachada hechos de piedras alargadas, bien cortadas y lajas, recubiertas de estuco al exterior y una banqueta que no es continua.

Re-escribe lo que se sabía de la pirámide

De acuerdo a Campos Goenaga, esta subestructura sería un vestigio de la primera etapa constructiva de la pirámide de Teopanzolco, cuya antigüedad podría corresponder al periodo Posclásico Medio (1150-1200 d.C.), de acuerdo con las características de su sistema constructivo.  

“Ese hallazgo cambia la cronología de Teopanzolco, ya que primero fue construido el basamento descubierto y después, a imagen de ese tipo de construcción, se edificó el Templo Mayor en Tenochtitlan“, explicó Konieczna.

Konieczna manifestó que el posible adoratorio hallado pudo estar dedicado a Tláloc (el dios de la lluvia), cuyo tamaño aproximado sería de seis metros de largo por cuatro de ancho, con la escalinata de acceso del lado oeste. “Posiblemente, del lado derecho estén los restos de otro templo dedicado a Huitzilopochtli”, agregó.

“No había noticias, hasta ahora, de la existencia de una subestructura al interior de la estructura piramidal. Lo que encontramos podría corresponder al templo más antiguo de Teopanzolco, pero faltan más estudios para ver si está asociado a una fase temprana del periodo Posclásico Medio (1150- 1200 d.C.), lo que lo haría contemporáneo con la primera etapa constructiva de la pirámide de Tenayuca, en Estado de México, que es la primera con escalinata doble de acceso a la parte superior donde se ubican los dos templos”, finalizó la arqueóloga.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.