La insuficiencia cardíaca, principal causa de muerte en el mundo, afecta a más mujeres que hombres

Pixabay

Las tasas de mortalidad por insuficiencia cardíaca, así como las de hospitalización por este motivo, son más altas para las mujeres que para los hombres, según un estudio del Instituto del Corazón de la Universidad de Ottawa (Canadá) publicado en Canadian Medical Association Journal (CMAJ). 

Aunque las tasas han disminuído en los últimos años, la insuficiencia cardíaca representa el 35% de las muertes cardiovasculares en mujeres, cuentan los investigadores. Sus síntomas incluyen fatiga, debilidad profunda y dificultad para respirar, y es causada principalmente por la muerte del músculo cardíaco debido a ataques cardíacos. Debido a que el músculo cardíaco no se regenera, las áreas dañadas se reemplazan con tejido cicatrizal, que no se contrae, lo que resulta en un corazón más débil, que llega a no poder bombear suficiente sangre para suministrar al cuerpo el oxígeno que necesita.

Para comprender las diferencias de sexo en los resultados de la insuficiencia cardíaca, analizaron los datos de más de 90.000 pacientes diagnosticados con insuficiencia cardíaca en Ontario durante 5 años (2009 a 2014). Del total de casos, el 47% eran mujeres y tenían más probabilidades de ser mayores y más frágiles, tener ingresos más bajos y tener múltiples enfermedades crónicas.

El número de casos nuevos de insuficiencia cardíaca fue el más bajo en 2011 y 2012, pero comenzó a aumentar el año siguiente. Dentro del año de seguimiento después del diagnóstico, el 16.8% (7156) mujeres murieron en comparación con el 14.9% (7138) hombres. Durante el período de estudio, las tasas de hospitalización para las mujeres superaron las tasas para los hombres, con 98 mujeres por cada 1000 hospitalizadas en 2013 en comparación con 91 por cada 1000 hombres.

"La mortalidad por insuficiencia cardíaca sigue siendo alta, especialmente en mujeres, aunque los ingresos hospitalarios por insuficiencia cardíaca disminuyeron en los hombres. Y ambos sexos tienen diferentes comorbilidades asociadas", explica Louise Sun, autora principal del trabajo. "Otros estudios deberían centrarse en las diferencias de sexo en la conducta de búsqueda de salud, el tratamiento médico y la respuesta al tratamiento para mejorar los resultados en las mujeres", concluye. 

Actualmente, no hay forma de restaurar la función muscular perdida del corazón. Sin embargo, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington (EE.UU.) han utilizado con éxito células madre humanas para restaurar la función cardíaca en monos con esta dolencia, y sugieren que la técnica será efectiva en pacientes humanos. En algunos de los animales, las células devolvieron el funcionamiento de los corazones a más del 90%. "Las células forman un nuevo músculo que se integra en el corazón para que vuelva a bombear vigorosamente", explica Charles "Chuck" Murry, líder de la investigación, publicada en Nature Biotechnology. "Esto debería dar esperanza a las personas con enfermedades del corazón", añade.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.