Si crees que la navegación incógnito es privada, deberías leer esto

Chrome / N+1

Llegado a este punto, ya lo sabes de memoria: todos los principales navegadores web ofrecen alguna forma de navegación secreta, ya sean modos "privados" o “incognitos”, los cuales evitan que se guarde el historial de navegación. Sin embargo, una investigación publicada en la revista Proceedings of the 2018 World Wide Web Conference, ha encontrado que este modo no es tan secreto.

Muchas personas creen erróneamente que la navegación privada también los protege contra los virus informáticos, los anuncios dirigidos, la geolocalización y el seguimiento por parte de los empleadores y los gobiernos, dice Yasemin Acar en la Universidad Leibniz de Hannover en Alemania.

Gran parte de los usuarios están confundidos 

Parte del problema es que los navegadores privados no explican adecuadamente su alcance en la declaración de divulgación que los usuarios ven cuando los abren. Por eso, Acar y sus colegas decidieron averiguar que tanto entendían las personas sobre los navegadores privados, realizaron un estudio de 460 hombres y mujeres de 18 años o más que fueron reclutados en línea.

Los investigadores pidieron a los participantes que leyeran una declaración de divulgación para un buscador privado ficticio llamado Onyx, y luego los interrogaron sobre qué tipo de protecciones ofrecía. Los participantes no sabían que la declaración de divulgación ficticia era en realidad una real tomada del Modo incógnito del navegador Chrome o uno de los otros cinco navegadores privados populares.

Incluso después de leer la declaración de divulgación, muchos participantes aún tenían ideas erróneas sobre la navegación privada. Por ejemplo, entre el 23% y 37% creyeron incorrectamente que su gobierno o empleador no podía rastrear su historial de navegación cuando estaba en modo privado. Esto podría generar problemas si, por ejemplo, su empleador los detectara buscando anuncios de trabajo de forma "privada".

Además, el 27% de las personas creía erróneamente que la navegación privada ofrecía una mayor protección contra los virus, y el 31% pensaba que bloqueaba completamente las publicidades dirigidas. Por otro lado, algo más del 40% creía que su ubicación no podía ser estimada cuando estaba en modo privado.

Los navegadores no son suficientemente claros 

Los hallazgos sugieren que los navegadores deberían ser más explícitos con respecto a sus limitaciones. Por ejemplo, deberían explicar claramente que, aunque el navegador privado no rastrea el historial de navegación, aún puede ser rastreado por el proveedor de servicios de Internet general. Como resultado, los empleadores y los gobiernos aún pueden acceder a esta información.

Del mismo modo, deberían explicar que aunque la navegación privada filtra muchos anuncios dirigidos, no los bloquea a todos. Esto se debe a que las empresas publicitarias han desarrollado sofisticadas técnicas para rastrear a los usuarios en modo privado, dice Acar.

Así mismo, el equipo cree que los navegadores privados deberían cambiar de nombre. "El término 'privado' está muy sobrecargado, y nuestros resultados sugieren que el nombre 'modo privado' implica significados no deseados", dice Acar, quien está probando otros nombres posibles para encontrar uno que sea más preciso e informativo.

A pesar de que los modos incognitos no funcionan como la gente cree, las compañías siguen desarrollandolos. Hace poco YouTube lanzó un modo similar que en teoría protegería al usuario.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.