Blue Origin realizó pruebas de su sistema de rescate a gran altura [VIDEO]

Esquema del vuelo. /Blue Origin

Blue Origin ha probado el sistema de rescate de emergencia de la cápsula de pasajero del cohete New Shepard a gran altura después de la separación del cohete. El motor se activó a una altura de 89 kilómetros, después de lo cual la cápsula alcanzó una altitud récord de 120 kilómetros.

El sistema de rescate de emergencia consiste de potentes motores instalados en naves espaciales tripuladas. La tarea de este sistema es retirar rápidamente del misil defectuoso la cápsula con la tripulación. El sistema se prepara poco antes del lanzamiento y monitorea el estado de los sistemas de misiles tanto antes del lanzamiento como durante el viaje. En caso de detección de una situación peligrosa o si viene una orden del cosmódromo, el sistema lanza los motores que en pocos segundos lleva la máquina a una distancia segura.

Blue Origin ya ha probado el sistema de rescate de emergencia New Shepard en dos de los escenarios más importantes: cuando la cápsula se encontraba en la plataforma de lanzamiento y durante la máxima carga aerodinámica (Q máximo) a una altura de vuelo de varios kilómetros. Aunque ambas pruebas fueron exitosas, la compañía también decidió probar el sistema de rescate de emergencia luego de coger altura, 20 segundos después de que la cápsula se separara del cohete. Blue Origin explicó que elegió este esquema de prueba para garantizar que los gases del motor del sistema de rescate de emergencia no dañen el cohete, que la compañía planea usar en lanzamientos posteriores.

Durante la prueba, Blue Origin usó un cohete y una cápsula por tercera vez (que habían volado previamente en diciembre de 2017 y en abril de 2018). El cohete fue lanzado desde la plataforma de lanzamiento en el oeste de Texas, EEUU. A una altitud de 75 kilómetros, la cápsula se separó del cohete y 20 segundos más tarde, a una altitud de 89 kilómetros, se activó el motor en la parte inferior de la cápsula. Después, llegó a una altura de 120 kilómetros y comenzó a declinar. Unos minutos más tarde, el cohete se sentó en su propio motor y la cápsula en tres paracaídas.

Blue Origin es una compañía aeroespacial privada especializada en el turismo espacialsuborbital. Para esto, construyó y viene probando el sistema New Shepard, el cual consiste en un cohete propulsor reutilizable y una cápsula para pasajeros.  Blue Origin planea comenzar a vender boletos para vuelos suborbitales tan pronto como el próximo  año. Así lo declaró Rob Myerson, vicepresidente senior de la compañía, en la última cumbre del sector en Washington.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.