Este sensor sabe si estás estresado a través de tu sudor

Estructura química del cortisol. /AbcdKolya / Wikimedia commons

Científicos han desarrollado un sensor portátil que puede determinar rápidamente y en tiempo real la concentración de cortisol -la principal hormona del estrés humano- en el sudor. El dispositivo consiste de una membrana de polímero que reacciona solo a las moléculas de cortisol y de un transistor electroquímico. Este sensor se adjunta a la piel de una persona y permite el análisis continuo no invasivo con una precisión no inferior a los dispositivos modernos de laboratorio, escriben los científicos en Science Advances.

El aumento de concentración de cortisol en la sangre aumenta la presión arterial, aumenta los niveles de glucosa en la sangre, intensifica la hematopoyesis en la médula ósea y regula los procesos inmunes en el cuerpo. Dado que el cortisol se libera como respuesta a una situación estresante, las mediciones del nivel de cortisol a menudo se usan como un indicador de estrés. Sin embargo, medir la concentración de la hormona en laboratorio lleva a veces hasta varios días, y no hay métodos precisos para analizar la dinámica de su nivel (que puede cambiar una y otra vez durante el día).

Para que la concentración de cortisol se pueda seguir en tiempo real, un grupo de investigadores de EEUU y Francia, bajo la dirección de Alberto Salleo, de la Universidad de Stanford (EE.UU.), propusieron determinar su nivel no en la sangre sino en el sudor. Los científicos encontraron una forma de medir rápidamente y con un dispositivo muy compacto que se puede unir a la piel y usar durante el día. Así, colocaron en un pequeño chip de plástico el sistema de sensor de membrana y célula electroquímica micrométrica. Luego colocaron el chip en la superficie de la piel y las gotas de sudor llegaron a la parte sensorial por los capilares. Tras este proceso el dispositivo indicó el nivel de la hormona.

 

 

Esquema del dispositivo. /O. Parlak et al./ Science Advances, 2018

Una de las ventajas del enfoque propuesto es la posibilidad de un análisis continuo no invasivo. Es por eso que los científicos eligen el sudor y no la sangre, como el líquido que se estudiará. 
El dispositivo se probó primero en un modelo de piel con microfluidos, y luego en condiciones reales, conectando un dispositivo de prueba a la piel humana. La precisión de las mediciones resultó estar al nivel de los métodos modernos de análisis de laboratorio. En un futuro cercano, los científicos planean crear un dispositivo prototipo que se pueda usar en la vida cotidiana.

Según los científicos, este aparato se puede utilizar para el diagnóstico precoz de enfermedades, así como para analizar la influencia de la actividad deportiva en el organismo. Además, utilizando este enfoque, se puede controlar el estado emocional de los niños pequeños que no pueden expresarse con palabras.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.