Volver a la ley de plazos: el viaje en el tiempo que propone Pablo Casado en materia de aborto

Pablo Casado. /Wikipedia

“Para nosotros el aborto no es un derecho”, declaraba en 2015 Pablo Casado, el nuevo presidente del Partido Popular, con un 57% de los votos en las primeras primarias que convoca el partido. Las declaraciones tienen algún tiempo y todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión, pero lo cierto es que el nuevo (y joven, tiene solo 37 años) líder de los conservadores se ha remitido a ellas durante su campaña, además de posicionarse vehementemente en contra de la eutanasia y a favor de la ilegalización de partidos independentistas. 

Casado no se corta en admitir que lo suyo es una vuelta al pasado, y considera que en 1985 las mujeres ya tenían suficientes derechos reproductivos. "Hay que volver a los consensos de los años 80 en materia de ley del aborto y eutanasia", ha afirmado. Recordamos que la que se aprobó aquel año era una norma que se regía por supuestos, y no por plazos. Es decir, se podía abortar en cualquier momento de la gestación si suponía un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la mujer; en las 12 primeras semanas, si el feto era fruto de una violación; y dentro de las 22 semanas, si iba a nacer con graves taras físicas o psíquicas.

Actualmente, la ley aprobada en 2010 contempla la despenalización total del aborto en las 14 primeras semanas, sin tener que alegar motivos, y de manera libre, informada y gratuita. Se amplía a la semana 22 en casos de graves riesgos para la vida o la salud de la madre o el feto. "Creo que los plazos que se trazaron en la ley de (José Luis Rodríguez) Zapatero son excesivos. Yo considero progresista defender la vida y sobre todo las políticas de natalidad y de ayuda a las mujeres que quieren ser madres, que ninguna mujer se vea ante el abismo de tomar esa decisión por causas socioeconómicas o de presiones familiares", ha precisado Casado este lunes 23 de julio en una entrevista en COPE recogida por Europa Press.

Pero aunque el nuevo drigente popular considere lo contrario, “prohibir el aborto supone una violación del derecho a la vida; el derecho a la salud y a la atención médica; el derecho a la igualdad y la no discriminación; el derecho a la seguridad personal; el derecho a la autonomía reproductiva; el derecho a la privacidad; el derecho a la información sobre su salud reproductiva (que incluye la educación sexual); el derecho a decidir el número de hijos y el intervalo entre los nacimientos; el derecho a disfrutar de los beneficios del progreso científico; y el derecho a la libertad religiosa y de conciencia, cuando se hace descarado apostolado desde las instituciones. Y supone, además, y sobre todo, una violación del derecho que tenemos las mujeres (como los demás seres humanos) a no ser sometidas a un trato cruel, inhumano y degradante”, opina en una columna María Eugenia Palop, pofesora de derechos humanos, filosofía política y filosofía del derecho.

Ya en 2012, el PP intentó cambiarla encargando una nueva ley al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. El borrador incluso endurecía la de 1985, limitando el aborto a dos supuestos, riesgo para la salud física y psíquica de la madre y violación, y eliminando el caso de malformación del feto. De este intento solo quedó una modificación a la ley que permanece hasta el día de hoy: las menores de 16 y 17 años no pueden abortar sin permiso de sus padres o tutores.

 "No hay nada más progresista que defender la vida, ni nada más necesario que defender la natalidad. (...) Eso no es derechas ni de izquierdas, es la base social de cualquier país", ha afirmado según informa eldiario.es. En el resto de la Unión Europea, conviven legislaciones más o menos permisivas, que varían principalmente en el momento en el que deja de ser libre de justificación, que va desde las 10 semanas de Portugal a las 24 de Holanda. Volver a los 80, no solo es un poco deseable viaje en el tiempo, sino que dejaría a España, otra vez, a la cola europea de derechos humanos.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.