A propósito de la antena 5G de Qualcomm para smartphones ¿Qué significan 2G, 3G y 4G?

Flickr

Hace unos días, el fabricante de microchips Qualcomm presentó una antena para teléfonos inteligentes que serviría para poder trasmitir en 5G o la futura “internet móvil superrápida de quinta generación”.

Sin embargo, si eres de los que todavía no entienden por qué es tan importante esta nueva generación, o más aun no sabe que significan todas esas siglas que se utilizan para las telecomunicaciones; aquí haremos un breve repaso:

Telefonía móvil 2G

Más que un estándar o protocolo, la telefonía 2G es una manera de demarcar el paso de la telefonía analógica a la digital. Actualmente, es la generación más diseminada por el mundo e incluyen al GSM (Global System for Mobile communications o sistema global para las comunicaciones móviles) y el GPRS (General Packet Radio Service o servicio general de paquetes vía radio).

La telefonía 2G, que llegó en los años 90, se utiliza mayormente para la transmisión móvil de voz y datos mínimos como mensajes de texto (SMS) o MMS. Debido a su lenta velocidad (entre 56 a 114 kbps), no resulta muy útil para navegar por internet.


Los antiguos modelos de Nokia funcionaban con 2G
Wikimedia Commons
 

Dentro del 2G también se encuentran EDGE (Enhanced Data Rates for GSM of Evolution o tasas de datos mejoradas para la evolución de GSM) y el EGPRS que es un GPRS “mejorado”. Esta tecnología permite alcanzar velocidades de hasta 384 kbps y recibir datos móviles pesados, como grandes archivos adjuntos de correo electrónico o navegar por páginas web. Al ser mucho más rápido que el GPRS, el EDGE sirve de puente entre el 2G y la siguiente generación:

3G y la llegada de mejores velocidades

Como es de esperarse esta tecnología es más avanzada que la 2G y permite la transmisión de archivos multimedia mucho más pesados (llegando a velocidades de hasta 2 mbps). Además, ofrece más estabilidad y seguridad para el usuario. Luego, las conexiones H o H+ (también conocidas como 3G ultrarápido) permitieron alcanzar velocidades de 14 mbps en condiciones óptimas.

Aunque esta generación trajo consigo una serie de mejoras, también tenía algunas desventajas. Por ejemplo apareció un efecto conocido como “cell breathing” (respiración celular), el cual disminuía la potencia de la señal en una célula a medida que aumentaba la carga de tráfico. En ocasiones, este efecto dejaba sin señal a los usuarios.


Los primeros iPhone funcionaban con 3G
Flickr
 

4G: la cuarta generación

Aunque es la tecnología más avanzada que tenemos hasta la fecha, aun es la que está menos presente en todo el mundo. Según la BBC, en América Latina, el país que está avanzado es Uruguay, pues la tecnología está disponible en un 84% del territorio. Por otro lado en otras naciones no está tan extendido: Bolivia (67%), Perú (61%) o México (60%) y Ecuador apenas alcanza el 39%.

La tecnología 4G tiene velocidades de transmisión entre los 100 megabits en movimiento y 1gigabit en reposo, lo cual la hace perfecta para poder realizar tareas más complejas como ver videos.

El futuro

La mayoría de expertos coincide que el 5G es el futuro, ya que con esta tecnología podremos alcanzar velocidades de hasta 1 gigabit por segundo (100 veces más rápida que la 4G) y tener una mayor cantidad de dispositivos conectados a la estación base.

Más que “descargar películas mucho más rápido”, esta tecnología permitiría una adopción más amplia de, por ejemplo, vehículos que se manejan solos, realidad virtual y aumentada, ciudades inteligentes y en general la internet de las cosas.

Aunque parece que falta mucho para tener esta tecnología en nuestras manos, la compañía de telecomunicaciones AT&T desplegará una red 5G en 12 ciudades de EE.UU. para fines de 2018. Asimismo, AT&T afirma que será la primera en el país norteamericano en proporcionar acceso a redes de última generación a los suscriptores.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.