Hay un vínculo neurológico entre tener depresión y dormir mal

Pxhere

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica la depresión como la principal causa de años de vida con discapacidad. El trastorno afecta aproximadamente al 3% de la población mundial, y su relación con el sueño se ha estudiado durante décadas: alrededor del 75% de los pacientes deprimidos informan niveles significativos de trastornos del sueño, como la dificultad para conciliar el sueño o la su corta duración (insomnio). Y el problema es circular: las personas con insomnio también tienen un mayor riesgo de desarrollar depresión y ansiedad que aquellos que duermen normalmente.

Ahora, un vínculo neurológico entre la depresión y los problemas del sueño ha sido identificado por primera vez en un estudio publicado en JAMA Psychiatry. Los investigadores, de las universidades de Warwick (Reino Unido) y Fudan (China), han descubierto una conectividad funcional entre diferentes áreas del cerebro, que conduce a malos pensamientos y a una mala calidad del sueño. Según afirman, el trabajo abre la posibilidad de nuevos tratamientos dirigidos.

Los cientificos analizaron los datos de alrededor de 10.000 personas. En los cerebros de aquellos que viven con problemas depresivos, descubrieron una fuerte conexión entre la corteza prefrontal dorsolateral (asociada con la memoria a corto plazo), el precúneo (asociado con el yo) y la corteza orbitofrontal lateral (asociada con la emoción negativa).

"El sueño deficiente y la privación del sueño se han convertido en un problema común que afecta a más de un tercio de la población mundial debido a las largas horas de trabajo y los desplazamientos, actividades nocturnas más tarde y una mayor dependencia de la electrónica. el segundo trastorno mental más prevalente", cuenta Jianfeng Feng del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Warwick.

"Este estudio también puede tener implicaciones para una comprensión más profunda de la depresión.[...] Respalda la teoría de que la corteza orbitofrontal lateral es un área clave del cerebro que podría atacarse en la búsqueda de tratamientos para la depresión", concluye su colega, y coautor del estudio, Edmund Rolls.

Entre 2005 y 2015, las personas en el mundo que viven con depresión aumentaron en 18%. Un estudio dirigido por el Instituto Black Dog (Australia) de la Universidad del Sur de Gales y publicado en la revista American Journal of Psychiatry revela que la cura a ambos problemas es la misma: una sola hora de ejercicio regular a la semana puede prevenir la depresión. La actividad física contrae estos beneficios para la salud mental visto sin importar la edad o el sexo.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.