El Increíble Hulk existe y es un cometa que se desintegró a mediados de julio

Michael Mattiazzo / S&T

El cometa Increíble Hulk, el cual según la prensa es una potencial amenaza para la supervivencia de nuestra civilización, no solo no representa una amenaza, sino que dejó de existir hace dos semanas, aproximadamente. Asi lo informó el astrónomo Stanislav Korotky a N+1.

Anteriormente, el investigador ruso Evgeny Dmitriev en una entrevista con la agencia de noticias Interfax habló sobre una posible catástrofe. Informó que un cometa fue descubierto el 23 de septiembre de 2017 y que el 7 de agosto se acercará a la Tierra a una distancia mínima. Además dijo que podía "ser mortal para la civilización".

"Todos los equipos eléctricos fallarán por completo; las empresas y las instalaciones vitales, incluidas las centrales eléctricas, dejarán de funcionar; se detendrá el transporte, se caerán los aviones", advirtió Dmitriev. Sin embargo, agregó que no necesariamente "los eventos del 7 de agosto se desarrollarán según un escenario catastrófico, pero algo similar es más o menos posible".

El científico Stanislav Korotky dijo a N+1, que esta descripción se ajusta sólo a un objeto -el cometa C/2017 S3 (PANSTARRS)- que fue descubierto en septiembre de 2017. El 7 de agosto, el cometa debía pasar a una distancia cercana a la Tierra. Sin embargo, esta distancia "cercana" es de 0,76 unidades astronómicas, es decir, 113,4 millones de kilómetros, y este acercamiento no representa para nuestro planeta ninguna amenaza. "Sin embargo, lo más gracioso es que Increíble Hulk ya no existe, el cometa se desintegró en julio", dijo el astrónomo.

Cometa C/2017 S3 en la foto tomada el 2 de julio (una nube verdosa en el centro). /Michael Mattiazzo/S&T

El cometa C/2017 S3 pertenecía a los cometas hiperbólicos, es decir, su órbita no estaba cerrada. Este objeto al aparecer por una vez en el interior del sistema solar debía dejarlo para siempre. Pero este suceso fue fatal para el cometa C/2017 S3 ya que su núcleo colapsó, convirtiéndose en escombros. Esto sucede a menudo con los cometas que por primera vez penetran en las regiones internas del sistema solar. "El colapso del núcleo ocurrió el 15 de julio. En el telescopio se vio como un fuerte aumento en el brillo, después de lo cual comenzó la desontegración y los restos se dispersaron en el espacio", dijo el astrónomo.

Por otro lado, hace unos 70,000 años, en una época en que los humanos modernos comenzaban a abandonar África y los neandertales todavía existían, una pequeña estrella rojiza se acercó lo suficiente a nuestro sistema solar como para perturbar gravitacionalmente la trayectoria de cometas y asteroides.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.