Estos utensilios electrónicos pueden cambiar tu percepción de los sabores

Ranasinghe et al
Food Research International
 

Un equipo internacional de ingenieros ha creado palillos chinos y un tazón que cambian la percepción del sabor de los alimentos. Los dispositivos están equipados con electrodos que, cuando están en contacto con la lengua, estimulan las papilas gustativas y hacen que una persona perciba la comida como ácida o salada.

Entre las sensaciones gustativas, es habitual distinguir cinco sabores principales: salado, agrio, dulce, amargo y umami. Por lo general, estos sabores están presentes en los alimentos, pero los científicos llevan tiempo trabajando en la creación de dispositivos que puedan simular una parte de estos sabores.

Unos palitos y un tazón 

Usualmente se ha estado utilizando estimulación eléctrica o térmica controlada. Por ejemplo, el año pasado, Nimesha Ranasinghe y sus colegas de la Universidad Nacional de Singapur crearon una taza con electrodos que permitía la transferencia del sabor ácido.

Ahora un nuevo trabajo publicado en la revista Food Research International, los ingenieros crearon otros dos dispositivos que usan el mismo principio: palillos chinos y un tazón para sopa. Los prototipos tienen un diseño diferente, pero los circuitos utilizados en ellos son similares entre sí.

El componente principal es un conjunto de dos electrodos; en el tazón están fijados al borde, y los palitos en sí mismos son electrodos, los cuales están conectados a un tablero de control de Arduino simple, una batería y un diodo emisor de luz que indica el modo de funcionamiento del dispositivo (sabor salado o agrio).


Esquema de los palitos chinos electrónicos
Ranasinghe et al / Food Research International 


Esquema del tazón electrónico
Ranasinghe et al / Food Research International

Los desarrolladores usaron los datos del estudio anterior y establecieron los parámetros actuales para los dos gustos. El sabor agrio se crea mediante estimulación con una intensidad de corriente de 180 microamperios y un ciclo de trabajo con una modulación de ancho de pulso igual al 70%; y el salado con una corriente de 40 microamperios y un ciclo de trabajo del 20%.

Los sabores cambiaron 

Los ingenieros verificaron el trabajo de los dispositivos en 31 voluntarios. Para probar el tazón, los autores prepararon una sopa de misosir salada y una diluida, y para los palitos eligieron puré de papa salado y otro sin sal. La elección del puré se debe al hecho de que al absorber el alimento sólido habitual, los palitos rara vez tocan la lengua al mismo tiempo, lo que interfiere con la estimulación de los receptores.

Los voluntarios comieron cuatro muestras diferentes de alimentos en tres escenarios de estimulación diferentes en un total de 12 muestras. Después de eso, se les pidió que evaluaran las sensaciones de cada muestra en cinco sabores básicos y, en general, que dijeran si les resultó agradable.

Los resultados para diferentes tipos de alimentos y estimulación variaron, pero en casi todos los casos, los autores encontraron diferencias estadísticamente significativas en la percepción de la acidez de los productos bajo diferentes regímenes de estimulación, y en algunos casos la percepción de otros sabores, principalmente salinidad, cambió.

Además de los 5 sabores que mencionamos líneas arriba, los científicos creen que puede existir un sexto sabor: el harinoso. Así lo dio a conocer una investigación publicada el año pasado en la revista Chemical Senses.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que sumawww.nmas1.org”.​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.