Grandes terremotos pueden activar temblores en las antípodas

OSU

Un gran terremoto no solo puede causar otros temblores en sus proximidades, sino importantes sismos en el lado opuesto de la Tierra, según una nueva investigacion publicada en Scientific ReportsEl análisis de 44 años de datos sísmicos ofreció pruebas claras de que temblores de magnitud 6,5 o mayores desencadenan otros temblores de magnitud 5 o más. Según los científicos, de la Universidad Estatal de Oregón (OSU, EE.UU.), los hallazgos suponen un paso importante para mejorar la previsión de terremotos a corto plazo y la evaluación de riesgos.

Hasta ahora se creía que los temblores de menor magnitud ,que ocurren en la misma región que el terremoto inicial como reacción a que la corteza circundante se ajusta después de la perturbación, eran los principales efectos globales de terremotos muy grandes. Pero el análisis de datos sísmicos de 1973 a 2016 -que excluyó datos de zonas de réplicas- proporcionó evidencia de que en los tres días posteriores a un gran terremoto, es más probable que se sucedieran otros temblores.

Los terremotos de mayor magnitud, que han estado ocurriendo con más frecuencia en los últimos años, también parecen desencadenarse más a menudo que los de menor magnitud. Es más probable que un tremblor induzca otro terremoto dentro de los 30 grados de la antípoda del terremoto original, el punto directamente opuesto al otro lado del globo. "La comprensión de la mecánica de cómo un terremoto podría iniciar otro mientras se separaba ampliamente en distancia y tiempo sigue siendo en gran parte especulativo. Pero independientemente de la mecánica específica involucrada, la evidencia muestra que se produce la activación, seguida de un período de reposo y recarga", explica el autor del estudio, Robert O'Malley.

La magnitud del terremoto se mide en una escala logarítmica 1-10: cada número entero representa un aumento de 10 veces en la amplitud medida, y un aumento de 31 veces en la energía liberada. El mayor terremoto registrado fue un temblor de 1960 en Chile que midió 9,5. El terremoto de 2011 que devastó la planta de energía nuclear de Fukushima en Japón, 9,0. En 1700, un terremoto de magnitud aproximada 9,0 golpeó la zona de subducción de Cascadia, una falla que se extiende a lo largo de la costa oeste de América del Norte desde la Columbia Británica hasta California.

El lugar del próximo gran terremoto en la Falla de San Andrés (California, EE.UU.), ocurrirá en su extremo sur, concretamente un tramo cubierto de limo por una inundación a principios del siglo XX cerca de la pequeña ciudad de Salton. En 1905, el río Colorado, crecido por las fuertes lluvias y el deshielo, se elevó en un lecho seco a lo largo de la falla de San Andrés y formó el Mar de Salton. Las aguas de la inundación sumergieron la mayor parte de la ciudad, junto con tierras tribales cercanas, además de cubrir de limo un tramo clave, sísmicamente activo, de la punta sur de la falla de San Andrés, ocultando evidencia de su potencial volatilidad.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.